Exposición de envases de hojalata en Replega 2010

Desde hace algo más de treinta años, Antonio Ibáñez Regales colecciona envases de hojalata, unos objetos usuales en todas las casas y que generalmente se guardaban en las cocinas, dado que su principal contenido era fundamentalmente la alimentación. Su uso final acababa siendo para guardar hilos, botones,  alfileres, fotos, o cartas, dada su consistencia y también su belleza en las litografías.

En la actualidad la colección de Ibáñez se compone de alrededor de mil ejemplares de las más diversas procedencias, y están expuestas permanentemente en Alcolea de Cinca. Su unidad consiste en que se compongan de un recipiente de hojalata con su correspondiente tapa y que estén serigrafiadas bien sea con el nombre de una marca comercial o bien con un tema pictórico o fotográfico.

En esta edición de Replega de 2010 se expondrá una pequeña muestra de latas que han servido para contener productos alimentarios, si bien la colección consta de otras temáticas como cajas de betún para zapatos, farmacia, regaliz, caramelos, cigarrillos, galletas, complementos de vestir, material escolar, y una gran variedad sin nombre comercial, y que solían venderse con bombones o caramelos.

Si bien, la colección más importante que ha logrado reunir Antonio Ibáñez es la realizada por la marca Cola-Cao, que entre los años 60 y 70 promocionó sus productos con una serie variadísima de cajas.

    

La afición al coleccionismo de Antonio data desde muy pequeño, conservando más de 10 álbumes de cromos que en su infancia se regalaban con la compra de chocolate. También conserva más de 1000 prospectos de películas de cine de los años 50 al 70. Otras temáticas que en la actualidad colecciona son libros escolares de gramática francesa, Gozos de santos, postales antiguas, puntos de lectura, calendarios, billetes de lotería, posavasos y otras colecciones de menor importancia.

Comentarios