El Presidente Iglesias invita a los aragoneses a disfrutar de las fiestas de Graus

El Presidente del Gobierno de Aragón era el responsable, este sábado, de dar la bienvenida a las fiestas grausinas. En su pregón, Iglesias hacía un recorrido de su relación con Graus a lo largo de las épocas, desde su primer recuerdo de bajar a la Villa desde su Bonansa natal a sus visitas institucionales. Con “permiso de la alcaldesa” invitaba, además, a que la gente se uniese a estas fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional.

De esta forma, Marcelino Iglesias recordaba su primer viaje a Graus con siete años. También la década de los ochenta con amigos de la localidad y la zona como Ramón Miranda, hoy en día Director General de Cultura del GA o Miguel Gracia, vicepresidente de la DPH.

A su vez, hacía referencia a que, mientras que, la gran mayoría de la gente mira a Graus desde el sur, como puerta de los Pirineos y entrada a los tres valles comarcales, en su caso, siempre vio a la capital ribagorzana desde el norte, descubriendo un lugar donde “todo se ensanchaba y se engrandecía”.

Repasaba, además, la importancia de Graus en la historia aragonesa haciendo referencia a los personajes ilustres que vivieron en estas tierras como Joaquín Costa, Baltasar Gracián o el primer rey de Aragón, Ramiro I.

Iglesias afirmaba que se sentía orgulloso de poder subirse a las tablas de ese escenario, situado en la Plaza Mayor de la localidad, para desear unas felices fiestas a todos los grausinos y reafirmaba su apoyo a la candidatura que, desde el consistorio, se está elaborando para que las fiestas de Graus se conviertan en Patrimonio Intangible de la UNESCO.

En cuanto al momento actual, hacía referencia a que, según los expertos, la mejor forma de superar los momentos de crisis, que deprimen a la población, es recuperar el optimismo y la confianza. A ello invitaba en las palabras finales de su pregón.

Por su parte, la alcaldesa de Graus, Mª Victoria Celaya, en su discurso de inicio de fiestas, agradecía la presencia del Presidente del Gobierno de Aragón y remarcaba la importancia de unas fiestas con tanta tradición como las de la viilla, que han ido pasando de padres a hijos. De hecho, invitaba a los repatanes de 2010, que se presentaban en este acto, a que ellos hiciesen lo mismo, en unos años, con sus descendentes.

Destacaba, también, la hospitalidad de los grausinos y aprovechaba el acto para agradecer, a todos aquellos que colaboran con las fiestas de Graus, su labor durante estos días.

Durante la noche, además de presentar a los repatanes y repatanas de 2010, se hacía entrega de los premios del Concurso de portada del Llibré y cartel anunciador de las Fiestas de Graus, se mostraba, por primera vez, el documental “Las Fiestas de Graus. Un patrimonio etnológico vivo” y se estrenaba la pieza musical “Un día en las Fiestas de Graus” de Francisco Aparicio, y que interpretaba la Banda de Música de la Asociación Cultural Gradense. La jornada finalizaba con el vals de los repatanes que abrían el baile en el Centro Deportivo recreativo Gradense.

Comentarios