Ciento cincuenta motos antiguas reúnen a los amantes del motor en Alberuela de Tubo

Un total de 118 participantes y 150 motos se acercaban a la VI Concentración de Motos Antiguas de los Monegros. En Alberuela de Tubo se daban cita aficionados de las motos de Aragón y comunidades autónomas cercanas para participar en este recorrido que despierta gran interés en la zona.

Una gran parte de los participantes se dedican a coleccionar motos antiguas que ellos mismos restauran, o incluso a reproducir un modelo en concreto, como la Derbi de 50cc con la que Ángel Nieto ganó el primero de sus trece mundiales en 1069. Una moto totalmente artesanal que surgió de un motor del año 1965 y restos de otras motos, y que ha fabricado Guillermo Gimeno con la ayuda de muchos amigos.

Aunque no alcanza los 200 km por hora que alcanzaba la Derbi original, el sólo hecho de ponerla en marcha era ya un éxito.

Los modelos más antiguos y los más modernos lucían expuestos en la localidad y también en marcha, durante el recorrido por los Monegros que pasaba por varios pueblos de la Comarca y hacía una parada en la Cartuja de las Fuentes y otra en Sariñena.

Participaron aficionados de toda la provincia, de Aragón y también de Tarrasa, Tortosa, Logroño, Navarra, Barcelona o Madrid. Todas las motos tienen gran valor, ya que se trata de piezas tanto de la preguerra como de la posguerra y en las que todas las piezas son originales.

Las motocicletas de antes de la Segunda Guerra Mundial eran las más preciadas, con sus motoristas incluso ataviados para la ocasión, y es que hay muchos fanáticos de las motos. Tomás Berna, de Tauste en un gran ejemplo de esta pasión. Tiene 88 años y 70 de ellos los ha pasado junto a sus motos. A los 18 años tuvo la primera, una Harley, y hasta ahora ha recopilado otras tantas que él mismo restaura y pilota.

Ha pasado momentos inolvidables encima de una moto, y nos cuenta que aunque con algo de miedo y mucho cuidado, porque una caída sería fatal, se resiste a dejar de pilotar.

Esta concentración se realizaba hasta la tercera edición en la localidad de Ibieca, pero los Monegros aceptaron la propuesta de acoger esta concentración, y el número de ejemplares participantes ha aumentado de forma importante.

Comentarios