HUSTE-STEA-i realiza un balance negativo del inicio del curso

El sindicato HUSTE-STEA-i considera que la primera deficiencia de inicio de curso es no contar con una ley educativa de Aragón, a pesar de que la administración ya se comprometió a llevarla adelante la durante el curso 08/09, aseguran.

Otro tema fundamental para el desarrollo del curso escolar está en relación tanto con el calendario, como la jornada escolar. En ambos temas aseguran que continúan con ausencia de negociación con los sindicatos. HUSTE-STEA-i apuesta por un calendario con un periodo más amplio para preparación y programación del curso antes del inicio de las clases y que responda a un modelo más equilibrado en lo que respecta a la situación de los periodos vacacionales. El sindicato HUSTE-STEA-i es partidario igualmente de la libertad de los centros para elegir la jornada escolar que más se ajuste a sus necesidades, con la posibilidad de acogerse a la jornada continua.

Con lo que respecta al proceso de escolarización consideran que se debería dar prioridad a la planificación educativa sobre el pretendido “derecho de elección de centro” por parte de los padres y evitar que se produzcan situaciones en las que informes psicológicos privados permitan un cambio de centro educativo una vez finalizados los plazos ordinarios.

La mejora de centros y la construcción de obra nueva es para HUSTE-STEA-i un punto importante, pero critican que no es de recibo que se llegue al inicio de curso con centros con obras de última hora o con falta de mobiliario.

Desde el sindicato afirman que es fundamental adecuar las plantillas educativas a las necesidades actuales, como HUSTE-STEA-i ya reclamó en la negociación de plantillas, dotando de personal docente, no docente y de administración y servicios a los centros públicos, así como la revisión de las plantillas de personal laboral y su cobertura en caso de baja. En este sentido se está asistiendo al recorte sistemático de cupos, es decir, del profesorado interino, a pesar de que ha aumentado la matriculación de alumnado. Aún así, a esta fecha, todavía hay centros que no han cubierto todas sus vacantes ofertadas, aseguran en su comunicado.

Este hecho, además de suponer el despido de docentes, conlleva que durante este curso los centros están sufriendo una merma de la calidad educativa, con el aumento de horas lectivas en Secundaria, eliminación de desdobles y con aulas superando las ratios que establece la LOE, y sin tener en cuenta al alumnado con necesidades educativas específicas.

En el caso de los Colegios Rurales Agrupados también han visto sensiblemente reducida su dotación de profesorado. Resulta sorprendente que, a pesar del elevado número de alumnado con necesidades educativas específicas, la administración educativa haya decidido disminuir los cupos de profesionales de AL, PT y Compensatoria.

Es de señalar asimismo que la dotación que asigna la administración educativa a municipios y comarcas en programas de inmersión lingüística para alumnado inmigrante se haya reducido en un tercio.

Tras la aprobación de la ley de lenguas de Aragón durante el curso pasado la administración educativa todavía no ha tomado medidas para regular la situación de la enseñanza de catalán y aragonés. Se debería convocar oposiciones de catalán y regular y ampliar la bolsa de trabajo. Respecto al aragonés se debería ampliar la oferta educativa y regular la situación del profesorado.

Del mismo modo se debe regular la situación del personal auxiliar de educación infantil, generalizar el servicio a todas las aulas de 3 años y establecer una gestión pública y transparente.

Con todas estas graves deficiencias el sindicato HUSTE-STEA-i realiza un balance negativo del inicio de curso 2010-11 e insta a la administración educativa a que tome las medidas oportunas para solucionarlas.

Comentarios