La procesión y las Rondas del Farol y Galera marcan las fiestas de Almudévar

Almudévar ya está en fiestas. El chupinazo anunciador de las fiestas ha puesto en marcha un apretado programa de actos que culminarán el domingo. Las tradiciones marcan una buena parte del programa. La Ventana del Altoaragón se ha emitido este martes desde Almudévar con la presencia de la alcaldesa Maria Antonia Borderías y una larga lista de invitados.

Las fiestas finalizarán el domingo. Se han programado, como cada año, una larga lista de actos con la intención de que residentes y visitantes disfruten de unos días cargados de alegría e ilusión. Almudévar tiene declaradas sus fiestas de Interés turístico Regional.

Maria Antonia Borderias ha explicado que las fiestas han llegado en un momento difícil por el cierre de Luna. Sin embargo ha explicado que el “pueblo tiene muchos proyectos y en ellos vamos a seguir trabajando”.

Por el programa también han pasado el teniente de alcalde y concejal de cultura Antonio Labarta, el concejal de fiestas Rafael Oliva, el mantenedor de las fiestas Fernando Latorre, el presidente del sindicato de riegos Joaquín Labarta, el de los empresarios Miguel Martin y el de la cooperativa Carlos Labarta.

Cada uno de ellos ha explicado el momento que vive la localidad y han destacado que las fiestas son de “interés turístico regional” gracias a que toda la población se vuelca con los actos. Se ha destacado la salida de la Virgen en la procesión.

También han participado en el programa de radio el presidente de la Peña La Alegria, Miguel Hernandez, la presidenta de las amas de casa y Maria Teresa Labarta

Este martes a las 12 se iniciaban los actos con el “gran chupinazo” y la cabalgata. A las 20,30 se desarrollaba la procesión de bajada de la Virgen y coincidiendo con la media noche, cada año, se celebra la tradicional “Ronda del Farol” por los Quintos de 2010. Este miércoles la jornada se iniciará con la Ronda de la Galera

La tercera edad cuenta con gran cantidad de actos destinados a su disfrute pero el momento culminante será en el Homenaje a la Tercera Edad en el Hogar San Isidro, que tendrá lugar el día 10 a las 19.30h.

No faltarán carreras de burros, sesiones de baile de tarde y noche, bingo, animación infantil, fiesta de la espuma, charangas,... pero todo ello culminará en la noche del domingo día 12 en el Campo Municipal de Fútbol con la quema de fuegos artificiales y traca fin de fiestas tras haber realizado

TRADICIONES

Para las fiestas, según informa la web municipal, la típica ronda de Almudévar es cuando cobra su máxima vistosidad y esplendor. En la noche del 7 al 8 de septiembre, a las doce de la noche, comienza la RONDA DEL FAROL. Llamada así, porque se confecciona un farol artesanalmente, se le coloca una vela encendida en el centro, y cada quinto lo lleva hasta donde le pertenece rondar.

Actualmente, manteniendo la tradición, con el farol encendido recorren las casas de cada mairalesa, donde disfrutan de grandes aperitivos, tortas y vino. La ronda se pone en marcha a la salida del sol del día 8 y la preside una galera enramada, con adornos de yedra, boj, cañas y distintos arbustos; va tirada por mulas con aparejos.

Los quintos portan el “espedo”, que así se llama una barra de hierro que comienza en punta, en la que se clavaban las clásicas tortas de “moño” que las mozas echan a los quintos al terminar de rondarlas. Tampoco faltaba el dinero en metálico.

La ronda responde a una organización previa, y el programa se cumple a rajatabla: un grupo de quintos va delante pidiendo los nombres a los cantadores para que preparen sus coplas junto a la rondalla. Unos y otros, cantadores y tañedores, van subidos en la galera.

Esta típica ronda experimento un notable auge entre los años 1920 y 1930. Pasó después un prolongado bache, hasta 1943, que fue recuperada, para afianzarse a partir de 1945 y llegar, en plena pujanza, hasta el momento actual, conservando cada detalle de la tradición.

Pero, será desde hace pocos años, cuando los quintos tienen otra misión de obligado cumplimiento, y es el llevar la Virgen en procesión, tanto en la bajada hacia la iglesia, como en su retorno hacia la ermita; tarea que desempeñaban siempre por tradición unas familias determinadas. En este acto tan emotivo, los quintos van acompañados de las quintas, y las mairalesas, con el tradicional traje regional y un ramo de flores desfilan junto a ellos.

Comentarios