El Aula de la Naturaleza de la DPH recibió cerca de 10.000 visitas el pasado curso

El Aula de la Naturaleza de la Diputación retomará su actividad a comienzos del mes de octubre con una programación dedicada a la nutrición, la alimentación y el aparato digestivo. En el pasado curso, el periodo que va de octubre de 2009 hasta finales del mes de junio, cerca de 10.000 personas participaron en las actividades propuestas por el área de Medio Ambiente de la Institución provincial desde estas instalaciones.

La radiografía que cada año se realiza una vez acabado el curso muestra que el último se cerró con un total de 179 días de campaña, con una media de sesenta personas al día que llegan al Aula en grupos de veinte a veinticinco. De los 9.960 escolares que participaron en esta programación medioambiental, más del 60% pertenecen al ciclo de Primaria, el 18% a Infantil, seguidos de los de Secundaria -cuya presencia ha ido en aumento-, de los colegios rurales agrupados y educación especial.

Respecto al curso anterior, se han desarrollado cuatro unidades didácticas, una más al introducir las actividades sobre la reproducción de las plantas muy solicitadas por el colectivo educativo para mostrar a los alumnos las principales características de uno de los elementos más importantes del medio vegetal. También se ha prolongado un mes la campaña que se realiza en torno al consumo, la publicidad y el comercio justo dirigida especialmente a alumnos de Secundaria, aunque las más solicitadas fueron la unidad didáctica ‘Somos Basura’ con unos 4.000 alumnos y la ‘Reproducción de la planta’ con 2.632. La campaña de primavera fue especialmente interesante para los alumnos del ciclo de Infantil, que este año estuvo centrada en los seres invertebrados y contó con una exposición de tarántulas vivas procedentes de los cinco continentes.

Con el nuevo curso estos temas dejan paso a otra nueva campaña en la que, entre otras actividades, se podrá asistir al viaje de los alimentos por el sistema digestivo, conocer las pautas básicas de una alimentación adecuada, aprender a comprar, llevarse un alimento recién sembrado a casa y una última parte de concienciación sobre el hambre y la pobreza en el mundo. Lo que tanto unas como otras tienen en común es la vertiente didáctica, la posibilidad de experimentar lo que se aprende y los materiales reciclados, cuestiones que coinciden con los aspectos destacados en las encuestas realizadas por el Aula.

En su mayoría, los participantes proceden de los centros educativos de la ciudad de Huesca y de la provincia, aunque también se cuenta con la visita de alumnos de las provincias de Zaragoza y Teruel. Entre la veintena de localidades altoaragonesas, por número de visitantes destacan Monzón, Binéfar, Jaca y Sariñena, junto con la capital oscense.

Comentarios