El turismo de segunda residencia "arregla" la temporada estival en Sallent

Fiestas Sallent de Gállego, pregón, agosto 09

Tras un arranque de verano flojo a pesar de la celebración del Festival Internacional de las Culturas “Pirineos Sur”, los resultados de la temporada estival en Sallent han mejorado durante el mes de agosto gracias al turismo de segunda residencia. Como broche a la temporada vacacional, el municipio celebrará durante el 13 y 14 de septiembre sus fiestas pequeñas en honor a la Exaltación de la Santa Cruz.

Entre los actos programados, destaca la misa mayor cantada en latín por el coro de hombres de la población, que tendrá lugar el martes 14 a las doce del mediodía. “Además, habrá actuaciones folklóricas, juegos tradicionales, concurso de postres, cena de hermandad y, por supuesto, las tradicionales verbenas”, ha explicado el alcalde, José Ignacio Urieta.

Todo esto se produce en un momento de gran dinamismo en la localidad donde ya han comenzado las obras de urbanización de la ampliación Estacho de Lanuza, en las inmediaciones de la estación de Formigal. “Aunque los trabajos de este sector, cuyo Plan Parcial fue aprobado en 2005, se han iniciado con un importante retraso esperamos que contribuyan a animar la actividad constructiva que tanta importancia tuvo en épocas anteriores”.

Además, recientemente, se ha llegado a un acuerdo para la construcción de un nuevo colegio de infantil y primaria en Sallent, muy necesario a tenor del incremento del alumnado registrado en la población en los últimos años. “Ahora hay que aligerar los trámites para que el convenio sea ratificado en el Ayuntamiento y se saque a licitación con el objetivo de que las obras comiencen el próximo año. Si se cumplen los plazos, las actuaciones tendrían que estar terminadas en 2013”, ha comentado Urieta.

Respecto a la polémica suscitada por algunas formaciones políticas, que consideraban un agravio el hecho de que el Ayuntamiento sallentino tenga que costear el 20% de la construcción del nuevo colegio, Urieta ha dicho que “nos hubiera gustado que la DGA corriera con todos los gastos, pero no ha sido así. Hay que tener en cuenta que el departamento de Educación contemplaba inicialmente la ampliación del centro actual y que, gracias al acuerdo alcanzado con el Gobierno de Aragón y el Grupo Aramón, hemos conseguido un centro nuevo. Lo que ocurre es que para desafectar el antiguo edificio, el consistorio tiene que pagar el 20% de la obra. En cualquier caso, esto no es algo nuevo. Ha ocurrido en otras muchas poblaciones”.

Respecto a próximos proyectos, el alcalde de Sallent ha explicado que “cuando se obtengan recursos de las parcelas del sector Estacho, nos plantearemos muy seriamente la construcción de una residencia de ancianos en el municipio”.

Comentarios