El barrio del Entremuro de Barbastro concluye sus fiestas con la celebración de "Gastromuro"

Organizado por el barrio del Entremuro, con motivo de las fiestas patronales en honor al Santo Cristo de los Milagros, este lunes se celebra la XXX edición del concurso gastronómico de cocina aragonesa “Gastromuro”. Las bases recogen que se pueden presentar primeros y segundos platos, postres y caldos. El presidente de la asociación de vecinos, Luis Montes, explica que “Gastromuro” ha cumplido los objetivos de conservar, mejorar y promocionar la cocina de Aragón.

 

Este concurso comenzaba hace treinta años con escasa participación y poca aceptación entre los vecinos, pero con el transcurso del tiempo se ha convertido en uno de los acontecimientos gastronómicos más importantes no sólo de Barbastro, sino de todo Aragón. Carmen Rufas, miembro de la comisión organizadora del concurso, recuerda los comienzos, “nació con motivo de las fiestas patronales del barrio. La comisión de cultura apuntó la posibilidad de celebrar un concurso gastronómico pero en un principio había muchas dudas. El primer año no salió del todo bien pero con el paso del tiempo se ha convertido en un gran concurso de cocina aragonesa”.

 

 

Mª Cruz Buil indica que el lugar de celebración debe ser la plaza de la Candelera, “en algunas ocasiones nos han comentado la posibilidad de cambiar la ubicación pero el lugar ideal es la plaza de la Candelera”.

 

 

También hay que destacar la repercusión de “Gastromuro”, que ha sobrepasado los límites del barrio del Entremuro y del propio Barbastro, y cuenta con participantes no sólo del resto de la comarca, sino también de comarcas limítrofes, “no tenemos noticias que en Aragón exista un concurso gastronómico de estas características”, explica Cruz Buil

 

 

La elaboración de los platos se debe hacer con productos de la tierra, según manifiesta Carmen Rufas, miembro de la organización, “una condición importante del concurso es la presencia de productos de la tierra en los platos que se presenten. En algunas ocasiones los platos llevan otros productos y por tanto tienen menos puntuación”.

 

 

En el intermedio del concurso se repartirán las típicas judías entre todos los asistentes, y a partir de las nueve de la noche se sorteará una cesta entremurana compuesta por productos donados por diversas firmas comerciales de la ciudad. 

 

 

 

 

Comentarios