La recogida de aceites domésticos se hará, a partir de ahora, en botella de plástico cerrada en el Alto Gállego

El servicio de recogida de aceites domésticos usados de soja, girasol y oliva va a cambiar en la Comarca del Alto Gállego de vertidos a granel a vertidos en botella de plástico cerrada. El nuevo sistema además de ser más higiénico, evitará derrames involuntarios en el entorno del contenedor, y facilitará la clasificación del residuo, así como el reciclaje de plástico (continente) y aceite (contenido).

Para ello se van a proponer unas nuevas pautas para el depósito del aceite en el contenedor. Así, bajo el eslogan “Deposite únicamente aceite vegetal de cocina y sólo en botellas de plástico bien cerradas”, se solicita al ciudadano que el aceite residual que se genera en el hogar se deposite en los contenedores en botellas de plástico cerradas y no a granel como hasta ahora .

La idea principal es utilizar una parte de la ingente cantidad de botellas de refrescos que van a la basura, como recipiente que sirva para ir depositando el aceite residual a medida que se genere en el hogar. Una vez lleno, se deposita el envase en los contenedores de calle.

Con el fin de facilitar esta labor en los hogares, la Comarca, en colaboración con los Ayuntamientos va a proceder al reparto gratuito de 3.500 pieza plásticas, a modo de embudo, que en su parte inferior tienen una rosca adaptada a estas botellas de bebidas refrescantes y en su parte superior una tapa, que convierte este envase que ya ha acabado su vida útil en un recipiente de boca ancha donde depositar este aceite. Una vez llena esta botella, se tapa y se deposita en los contenedores especiales.

En Sabiñánigo, el reparto de estos embudos comenzará este martes 14 de septiembre, a partir de las diez de la mañana, en la sede de la Comarca. En el resto de las poblaciones, serán los Ayuntamientos los que se encargarán de su distribución entre los vecinos.

Los contenedores serán los mismos que existían anteriormente, no obstante, para mayor información se insertarán carteles en los contenedores indicando el cambio en la forma de reciclaje del aceite usado. En Sabiñánigo, además se están instalando tres nuevos contenedores de mayor capacidad y tamaño.

Así, la recogida del aceite evitará la obstrucción de desagües, la reproducción de bacterias y los olores desagradables. Tras un proceso de reciclaje, "servirá como materia prima para la producción de electricidad o de biodiesel, un carburante ecológico y biodegradable que reduce la emisión de gases de efecto invernadero hasta un 85 por ciento, así como de otras sustancias perjudiciales para la salud".

Comentarios