"Amigos del Museo" de Lérida presentan un recurso sobre la sentencia de los bienes

Museo Diocesáno Lérida

La asociación “Amigos del Museo” de Lérida ha presentado un recurso contra la sentencia de la juez Beatriz Terrer, que desestima la demanda presentada por la entidad y niega que el Obispado de Lérida sea el propietario de las 85 obras de arte sacro en litigio.

La asociación ya anunció que apelaría la sentencia tras constatar múltiples contradicciones y errores de forma y fondo en el auto del juzgado de instrucción número 4 de Lérida. Es en estos supuestos errores en los que se basa el recurso presentado ahora, como en el hecho de que la juez recurriera a la legislación canónica en sus argumentaciones pese a tratarse de un proceso civil, según han afirmado desde la entidad.

El abogado de "Amigos del Museo", Francesc Sapena, también ha recurrido la negativa de la magistrada a aceptar como prueba un conjunto de documentos notariales que probarían la propiedad de Lérida del arte sacro reclamado por Aragón.

La Juez del Juzgado número 4 de Lérida, Beatriz Terrer, desestimaba la demanda presentada por la asociación de los “Amigos del Museo” de Lérida en la que solicitaban que la justicia civil se pronunciará sobre la propiedad de 85 de las112 piezas de arte que reclama la diócesis de Barbastro-Monzón.

La primera sentencia civil sobre la propiedad de la obras ratifica los múltiples pronunciamientos de la Santa Sede que desde que se inició el conflicto siempre han fallado a favor del obispado de Barbastro-Monzón. La Juez en un extenso documento argumentaba que desestimaba la demanda, entre otros puntos, debido a que los legítimos representantes de la diócesis de Lérida han reconocido que la propiedad de las piezas de arte en litigo pertenecen a las parroquias de las que originariamente proceden y porque durante este tiempo no han podido acreditar la propiedad.

El litigio se inició en 1995 con la segregación de 111 parroquias de la diócesis de Lérida que se añadieron a la diócesis de Barbastro que pasó a denominarse Barbastro-Monzón y comenzó a reclamar las obras de arte al obispado de Lérida. Los reiterados decretos de la Santa Sede manifiestan que los bienes se encuentran en depósito en la diócesis de Lérida y que son propiedad de Barbastro-Monzón.

Comentarios