La plantilla de la SD Huesca transmite tranquilidad y pide paciencia

Entrenamiento SD Huesca, IFPE Montearagón

La SD Huesca ha comenzado con intensidad a preparar el partido del sábado con la UD Salamanca en el Alcoraz. Los azulgranas se ejercitaban en el IFPE Montearagón donde se ha visto sobre todo la disposición de la plantilla para intentar enmendar la mala imagen de Gerona y conseguir esa primera victoria que daría confianza en este comienzo de liga.

El grupo destaca que hay muchas ganas y que hay que tener paciencia, además de tranquilidad, como señalaba Lluis Sastre, tras la sesión de entrenamiento. “La gente está tranquila y sabemos que esto acaba de empezar y que tenemos que tener la cabeza fría porque queda mucho y corregir los errores y mirar que el sábado no vuelvan a pasar”.

Los jugadores están responsabilizados y sabiendo que la liga no ha hecho más que comenzar y que quedan muchas jornadas por delante, pero que todo lo que se queda atrás ya no se puede recuperar de allí que el encuentro ante los salmantinos se ve como una buena ocasión para esa reacción de todo el mundo está esperando, como decía Sastre: “Sería importante conseguir la primera victoria para poder tener un poco más de tranquilidad y para vernos un poco más arriba en la tabla, pero también estamos tranquilos porque esto acaba de empezar y no hay que ponerse nerviosos para nada”.

Sobre el cambio de directrices de trabajo y de sistemas con Onésimo en el banquillo, Sastre era claro al indicar que “muy contento, todos estamos muy contentos con las ideas que tiene con la forma de trabajar y la verdad es que estamos todos unidos y a muerte”.

El mensaje es claro: “Tranquilidad y paciencia, sabemos que somos el Huesca, con el presupuesto más bajo o de los más bajos y que la gente que quiere, no podemos estar, estamos allí porque somos el Huesca y hasta el final va a ser así. Sabemos que habrá que rachas mejores, rachas peores, pero lo importante es que estemos todos unidos y que vayamos todos a la misma y seguro que si lo hacemos así al final conseguiremos el objetivo que todos tenemos claro que es la salvación”.

Onésimo sigue insistiendo mucho en situaciones del juego que por unas u otras causas no están saliendo bien y en la intensidad en todas las líneas para no cometer errores que en el último partido costaron muy caros con los goles de los gerundenses que dejaron al Huesca sin opciones en 20’. Además de plasmarlos en los entrenamientos, está semana los técnicos están haciendo terapia de grupo con charlas antes de los entrenamientos que este miércoles se alargaba por espacio de media hora, antes de la sesión preparatoria.

Comentarios