Las obras del Centro Astronómico de Huesca continúan a buen ritmo

Hace un mes que comenzaron las obras del observatorio astronómico-planetario de Huesca, que se ubicará en Walqa, y están a punto de acabar las excavaciones, por ello, la idea de que la obra finalice en febrero sigue en pie. Un centro que se centrará en la divulgación y que quiere impulsar el turismo de la provincia.

Si todo va bien antes de verano el Centro Astronómico de Huesca estará abierto al público. Se prevé que el presupuesto ascienda a 3 millones de euros, aportados por el departamento de Industria y Turismo.

Los atractivos: un planetario, observatorio y un potente equipamiento para ver las estrellas, además de talleres y visitas guiadas.

Las previsiones son optimistas, y hablan de unos 15.000 visitantes al año. Será un centro orientado a la divulgación, y se tiene la idea de crear un paquete turístico con el Pirineo y otras zonas cercanas, para ofrecer un potente atractivo a los visitantes.

Los observatorios más cercanos están en San Sebastián y en Lérida (Ager), pero desde la Asociación Astronómica de Huesca se considera que en el de Huesca tendrá algunas ventajas como la escasa contaminación lumínica o las buenas comunicaciones con el Pirineo.

El observatorio-planetario ocupará una superficie de 1.200 metros cuadrados, y se asentará en una parcela de 5.347 metros; ésta se encuentra al oeste de Walqa y tiene un desnivel de cuatro metros, el cual será aprovechado en el diseño. El edificio cuenta con una plaza central, sala abovedada, oficinas, aulas docentes y otros servicios.

Este es el gran proyecto de la Asociación Astronómica de Huesca, que trabaja para acercar la astronomía a la provincia. Pronto se va a inaugurar el observatorio de Torres de Alcanadre, y han creado el “club junior”, para que jóvenes se interesen en la materia. La Asociación cuenta con casi 500 socios.

Comentarios