Optimismo en la Alta Ribagorza ante el anuncio de impulso a las obras de la N-260

Responsables políticos y agentes sociales de la Alta Ribagorza han recibido con satisfacción el compromiso del Ministerio de Fomento de impulsar las obras de la N-260 a su paso por la comarca.

Tras el anuncio por parte del secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, que el Ministerio de Fomento está impulsando decididamente las obras de la N-260, las reacciones no se han hecho esperar en la Alta Ribagorza, donde el compromiso ha sido muy bien recibido por tratarse de una reivindicación histórica.

José Franch, presidente de la comarca, mostraba su satisfacción tras el encuentro celebrado en Madrid e incidía en la conveniencia de aunar esfuerzos.

En Benasque, su alcalde José Ignacio Abadías, no ocultaba su satisfacción, ya que se tata de un tramo vital para el desarrollo de la zona alta de la Ribagorza, en el que no se ha actuado en casi cien años.

Mientras que, en Castejón de Sos, su alcaldesa y miembro de la comisión de seguimiento, María Pellicer, también manifestaba su impresión optimista por lo que el compromiso supone para el Alto Ésera.

Y entre el colectivo de empresarios del Valle de Benasque, la noticia ha sido bien recibida, ya que en reiteradas ocasiones han alzado su voz para reivindicar comunicaciones dignas que no condicionen la actividad económica de la zona y la calidad de vida de sus gentes.

En la actualidad, el Ministerio está finalizando la fase previa a la información pública del proyecto del tramo Campo –Congosto de Ventamillo, que ha sido necesario adecuar a las contestaciones de las consultas ambientales recibidas por parte de otras administraciones y organismos.

En el trámite de información pública se darán a conocer las alternativas planteadas que se consideren más adecuadas, entre ellas, el Secretario de Estado, destacaba una solución que minimice el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río mediante voladizos y ampliación de la plataforma de 6 a 9 m.

Los pasos siguientes serán el análisis de las alegaciones y la remisión del expediente al Ministerio de Medio Ambiente para la obtención de la declaración de impacto ambiental, de manera que la solución final se adapte a las prescripciones que se indiquen.

Comentarios