La Basílica de la Peña de Graus ostenta la máxima distinción para los BIC

El BOA publica, este lunes, el Decreto por el que se modifican el entorno de protección del conjunto histórico de la Villa de Graus y la categoría de protección de la basílica Nuestra Señora de la Peña que era aprobado, hace unas fechas, en el Consejo de Gobierno a propuesta del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón.

Jaime Vicente, Director General de Patrimonio indicaba que, con esta nueva catalogación de Monumento, que es, por otra parte, la máxima distinción que otorga nuestra ley para los Bienes de Interés Cultural se podrá acceder a nuevas vías de financiación.

En relación al Conjunto Histórico que abarca la villa de Graus, el Decreto viene a precisar la delimitación detallada que se hizo por Orden de 2002 del Departamento de Educación, Cultura y Deporte. La villa de Graus es rica en valores históricos, artísticos y arquitectónicos. Su origen, aunque con toda seguridad es anterior, se remonta de acuerdo con la documentación existente, a la época prerromana.

Por su parte, la basílica de Nuestra Señora de la Peña, que forma parte del Conjunto, se declara ahora Monumento dado que es un singular conjunto arquitectónico enclavado en la falda de la Peña del Morral.

El procedimiento para modificar el entorno de protección de la Villa y la categoría de protección de la Basílica, comenzó el pasado mes de Mayo.

Recordar que, se trata de un templo de amplia nave única dividida en dos tramos cubiertos por bóvedas de crucería estrellada, cabecera recta sobre la que se erige una torre hexagonal y coro alto a los pies. Cuenta con una cripta excavada en la roca y una magnífica portada tallada en piedra y decorada con elegantes motivos renacentistas.

Durante la guerra civil el templo sufrió graves daños y tuvo que ser objeto de una intervención que permitió su reapertura en 1945. Desde entonces ha sido objeto de diversas intervenciones para su recuperación.

Comentarios