Estanco Martín Charumba de Jaca ve difícil la permanencia

Lo que era un rumor se ha confirmado. La Federación Española de fútbol va a reestructurar el fútbol sala y quiere reducir el número de grupos de la Nacional A, con lo que un buen número de equipos van a descender esta temporada. La reestructuración afectará de forma negativa a muchos, y desde luego Estanco Martín Charumba está preocupado, porque de su grupo, en el que hay catorce equipos, van a descender siete.

Estanco Martín Charumba de Jaca tiene, antes de empezar la competición, muy complicada la permanencia en la Nacional A de fútbol sala. Si mantener la categoría era el objetivo, este año conseguirlo pasa por quedar entre los siete primeros del grupo, pues los otros siete descienden. Con este planteamiento, la temporada va a ser extraña, y es que tal y como ha comentado el entrenador del equipo jaqués, Carmelo Calvo, ‘la Federación no piensa en los clubes porque se podría hacer la reestructuración de una forma más progresiva y desde luego podrían haber avisado con tiempo y no una semana antes de empezar la competición’.

La diferencia de presupuestos y objetivos que tienen los equipos en esta categoría es importante. Y es que algunos están formados por jugadores profesionales, cuentan con patrocinadores muy potentes y los objetivos son ascender a plata. Sin embargo hay un buen número de clubes cuyo propósito era mantenerse, esperando que serían cuatro los que descenderían. Ahora al saber que serán siete los que descenderán, la temporada se plantea de una forma rara.

Los equipos que compiten en el grupo del conjunto jaqués son los castellonenses Peñíscola y Villarreal, los catalanes Centelles, Playas de Salou, Manresa, Peña Barcelonista Montserrat y Sicoris de Lérida; y los aragoneses Ebrosala, Caspe, Alcañiz, Cadrete, Pinseque y Sala Zaragoza, además de los jacetanos. Se trata de un grupo similar al del año pasado, con la incorporación del recién ascendido Ebrosala, la sustitución de Martorell y Sant Cugat por los dos castellonenses, y la fusión del Vilaseca con su vecino Playas de Salou, descendido de la División de Plata.

La competición empieza el 2 de octubre y para el primer partido de la temporada el equipo jaqués visita la pista del Vila Real de Castellón, uno de los más fuertes del grupo.

Comentarios