Sorribas y Cabrero, producto de la casa en los ‘Encuentros Deportivos’ de Radio Huesca

Los dos jugadores altoaragoneses de la SD Huesca participaban en el programa SER Deportivos de Radio Huesca en el Restaurante Doña Taberna donde han repasado su trayectoria deportiva desde su salida del club azulgrana y luego su regreso. En el caso de Cabrero ha sido este año y Sorribas lleva ya cinco temporadas donde ha vivido toda la eclosión del equipo y el ascenso y la 2ª División. Ambos manifiestan sentirse orgullosos de pertenecer al Huesca y de poder defender la camiseta del equipo de su tierra, siendo un ejemplo para esos muchos futbolistas jóvenes que sueñan con llegar a lo más alto.

Sorribas salió del Huesca en la temporada 1997/1998 tras una gran temporada en la que Manuel García Calderón le dio la oportunidad de debutar siendo juvenil en 2ª B. Precisamente durante el programa, Sorribas pudo saludar a un entrenador que posiblemente marcó su carrera deportiva.

Cabrero vivió una de las etapas más duras con casi un descenso a la Preferente. Un grupo de valientes, entre los que estaba él, sacaron al club del momento más delicado que se recuerda en la historia reciente. A partir de allí ambos han tenido un periplo por diferentes equipos y ahora el destino les vuelve a unir en la SD Huesca.

Tanto Jesús Cabrero como Joaquín Sorribas analizaban también la situación del equipo y éste último indicaba que “la sensación que tengo es que es el quinto año de este proyecto y jamás se ha tenido un altibajo. Todo han sido éxitos y no recuerdo ningún equipo, ni siquiera de 1ª División, que lleve cinco años de absoluto éxito. Se suma que la 2ª es una categoría durísima y que somos el segundo equipo con menos presupuesto y eso hace ver que tenemos que ser muy realistas y tener los pies en el suelo y saber que la SD Huesca no siempre todo serán éxitos y habrá algún día que habrá que remar y sufrir y habrá que estar preparado para eso”.

Para ello, Sorribas, recuerda el final de la temporada pasada donde la afición, como sucederá este año, jugará un papel fundamental en ese apoyo al equipo: “Comenzó la simbiosis con la afición el día del Villarreal, que aunque no salió del todo bien el partido, fue esa piedra de toque en la cual se unió al equipo con una afición majestuosa y fue muy emotivo. La sensación que tuvimos fue que habíamos conectado con la afición y nos respondió incluso mejor de lo que esperábamos. El partido del Cádiz fue muy especial y cuando vinimos de Vigo con la salvación sentimos que habíamos creado una unión y nos gustaría que eso no quedara en el olvido”.

El capitán azulgrana añadía que “estamos poniendo todo de nuestra parte y los resultados sólo son que resultados y que la filosofía y el trabajo están allí y que hay que estar tranquilos y ser pacientes y no puede ser todo lo contrario porque venga Las Palmas y juegue de maravilla o nos marquen un gol de rebote, sino que tenemos que ir más allá y seguir trabajando para mejorar los resultados”.

Jesús Cabrero también incidía en que “tenemos que ser realistas y ver dónde estamos y las condiciones en las que estamos y con estas armas que tenemos vamos a ser fuertes durante todo el año. Hay que competir contra equipos poderosos y vamos a dar la cara hasta el último momento y sí que es verdad que algunas veces los resultados acompañan y otras no, como está sucediendo ahora, pero el equipo cree en los que está haciendo y trabajando como trabaja este equipo, tarde o temprano, salen los resultados”.

Este fin de semana se visita Vallecas con un único objetivo. “La igualdad es tan grande que en cualquier sitio cualquiera puede ganar y nosotros este sábado vamos a romper el gafe que hay en Vallecas y traernos los tres puntos”.

Sorribas y Cabrero son producto de la casa y ambos están orgullosos de Abella y Bolea, desde donde llegaron al Huesca para triunfar. Sorribas es feliz haciendo feliz a la gente y siente la responsabilidad de devolver a los aficionados ese apoyo y calor que le dan al equipo. Ser del Huesca ahora es un orgullo para muchos y especialmente para estos dos jugadores.

El equipo está preparando el encuentro del sábado ante el Rayo Vallecano y de momento la única baja es Sorribas por una lesión de la que ya está prácticamente recuperado y espera reincorporarse al grupo la semana que viene y Echaide que está sancionado. El resto en condiciones y con muchas ganas como ha señalado también tras el entrenamiento de este miércoles el portero Andrés Fernández que confía plenamente en el equipo, ha dicho, para cambiar la dinámica de resultados.

Comentarios