La X Feria Caballar de San Miguel deja “un buen sabor de boca” en Graus

El numeroso público, procedente de diferentes puntos del Altoaragón que, este fin de semana, pasaba por el recinto ferial, y la calidad de las actividades desarrolladas, son razones suficientes, para que, desde el ayuntamiento de Graus, se haga un balance positivo de la décima Feria Caballar de San Miguel.

Este año, a pesar de reducir la duración del certamen a día y medio, no han faltado las novedades como la Demostración de Forja y Herraje, donde el público pudo comprobar cómo se forja una herradura o cómo se hace el herraje de los caballos, la VII Marcha de San Miguel, éste año, como novedad nocturna, en la que participaron casi un centenar de personas (37 senderistas, 33 en BTT y 20 a caballo) o la Marcha Caballar, por el casco antiguo de la villa, que contó con una treintena de caballos y cinco carruajes.

Por segundo año consecutivo, participó Aracoxi con la exposición de un centenar de ovejas de raza xisqueta y la subasta de ocho sementales. Los ganaderos manifestaron, un año más, su agradecimiento y satisfacción, por esta iniciativa, de la Feria.

En cuanto a la parte expositiva de ganado caballar y mular, hubo 72 ejemplares, de los cuales, 60, estaban destinados a venta y exposición, y el resto para las actividades.

El cierre de la feria se hizo con un espectáculo ecuestre en el que participaron ocho caballos, de alta escuela, que hicieron las delicias del público asistente.

La Feria de San Miguel contó con la colaboración, un año más, de particulares muy relacionados con el mundo ecuestre, patrocinadores y empresas que, hicieron posible, una edición más de este certamen, que pretende hacer un guiño a esta tradición a modo de feria de ocio pensada para el disfrute de todos los públicos.

Comentarios