Extinguido el incendio de la Pardina de Ayés

Desde las seis de la madrugada de este miércoles 29, los bomberos del Alto Gállego se encontraban trabajando en sofocar el incendio producido en la Pardina de Ayés, una granja escuela del grupo Oviaragón, los trabajos principales de extinción concluian al mediodía. En el lugar del suceso permanecían durante toda la tarde del miércoles un retén de cinco bomberos y dos vehículos para controlar posibles nuevos avivamientos en los rescoldos, también se ha procedido a desmontar una parte del tejado como medida preventiva.

El fuego afectó a la planta superior de una casa tradicional de montaña, de las cuatro que tiene el edificio de unos 300 metros cuadrados, que en su planta baja esta dedicada a vestuario y talleres. Se encontraban dos personas en el momento de producirse el fuego, que han salido por sus propios medios.

Por su parte la Fundación Pastores, ha precisado que el taller de empleo que se está llevando a cabo en la Borda desde el 1 de julio continuará desde este jueves. Los 12 trabajadores del taller de empleo promovido por el INAEM, el 50% con enfermedad mental y el otro 50% cinco parados de larga duración, seguirán con el curso hasta el próximo mes de julio.

La casa incendiada acababa de ser restaurada por el citado taller de empleo, si bien no ha sido afectada la estructura de la misma, deberá volver a restaurarse y reconstruirse parte del edificio.

La cooperativa Oviaragón a través de un programa Interreg cuenta en la pardina de Ayés, dentro del término municipal de Sabiñanigo con un centro de Interpretación de ganado ovino, cuyo objetivo es que la sociedad conozca el funcionamiento de este sector, con la cultura rural queesta formado por diez personas. Desde su entrada en funcionamiento se ha contado con grupos de escolares que pueden conocer la vida de los corderos desde la parición de las ovejas, pasando por los diferentes trabajos que realizan los ganaderos. A esto se unen otras actividades durante el año.

Comentarios