Ansó considera que la planta de biomasa impulsará la economía de la zona

La Mancomunidad Forestal Ansó-Fago ha realizado una Jornada técnica sobre biomasa, en las antiguas instalaciones de la serrería de Ansó. La localidad ansotana ha iniciado ya la construcción de una planta de biomasa, que supondrá la creación de alrededor de 20 puestos de trabajo en la zona. El alcalde de Ansó ha destacado que esta planta impulsará la economía de la zona.

Audio sin título

El director de Estudios y Proyectos de la Fundación Biodiversidad, fundación pública del Gobierno de España, Ignacio Torres, ha participado en la Jornada Técnica ‘Desarrollo rural, bioenergía y gestión forestal sostenible’. Han intervenido en el acto, además, el presidente de la Mancomunidad Forestal de Ansó-Fago, Félix Ipas, el secretario general técnico de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Roque Vicente, y el director general de gestión Forestal, Alberto Contreras.

En ese marco, se ha presentado el informe de conclusiones sobre los trabajos realizados en las parcelas de experimentación en bioenergía y sobre la puesta en marcha del aula taller de sensibilización sobre gestión forestal sostenible. Además, se ha procedido al encendido y puesta en marcha de la primera red de calor con biomasa de edificios municipales, en un primer paso emblemático en el camino de la reconversión de la actividad forestal y el aprovechamiento de las instalaciones de la antigua serrería de la localidad.

Félix Ipas, alcalde de Ansó, ha indicado que llevan seis años trabajando en este proyecto que ya empieza a dar sus frutos. Con esta planta de biomasa se producirá electricidad, agua caliente y combustible para calefacción.

En el acto se entregaron, asimismo, placas de agradecimiento a la Fundación Biodiversidad y al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, en reconocimiento a la labor y compromiso de años a los servicios forestales.

Félix Ipas ha indicado que a final de este año ó principios del próximo entrará en funcionamiento la planta de biomasa, que supondrá la creación de alrededor de 20 puestos de trabajo. Será un impulso importante para la economía de Ansó y los municipios próximos.

La Mancomunidad Forestal Ansó-Fago dispone de más de 13.000 hectáreas de monte público, incluidas en la Red Natura 2000. Hasta 2003, funcionó en la zona una serrería que, al cerrar, generó un importante impacto social, con pérdida de fuentes de empleo y abandono de la cultura forestal. De ahí el valor de este proyecto, que persigue la reconversión de la actividad forestal hacia la biomasa y el aprovechamiento de las instalaciones de la antigua serrería.

Para ello, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y de la Universidad Politécnica de Madrid, Universidad de Zaragoza, y Centros de Investigación entre otros, se realizaron estudios sobre la viabilidad ambiental y económica de la biomasa forestal de estos montes, aprovechándose también documentación genérica de esta materia de las entidades CIRCE y CIEMAT entre otros.

Fue necesario contrastar los primeros resultados teóricos con la realidad de la extracción de biomasa desde el monte, así como formar a los antiguos trabajadores forestales en la nueva actividad. Tras los estudios de viabilidad, se adecuaron tres parcelas piloto en distintos tipos de montes y se puso en marcha un aula taller permanente de sensibilización ambiental, para brindar conocimientos sobre un modelo de autosuficiencia energética basada en la bioenergía (con una planta de producción de 700 kwh y peletización) y la gestión forestal sostenible en espacios de la Red Natura 2000.

Comentarios