Onésimo: “Llevo seis semanas queriendo ganar”

Entrenamiento IFPE Montearagón SD Huesca

No queda otra que seguir apretando para conseguir la primera victoria. El técnico de la SD Huesca, Onésimo Sánchez, analizaba el partido con el Celta indicando que es el momento de cerrar la herida abierta con las tres derrotas seguidas. Con cambios obligados por las bajas, Onésimo tiene una fe ciega en el trabajo que se está haciendo y espera poder ofrecer la primera victoria a los aficionados y recuperar la normalidad en la clasificación.

El técnico indicaba en la que previa que ‘el mucho trabajo realizado está teniendo poca recompensa’. Onésimo era claro al empezar su intervención señalando que “llevo seis semanas queriendo ganar. Que hay gente que igual piensa que nosotros queremos perder. El sábado a intentarlo una vez más, otra oportunidad que nos da el fútbol para tomarnos la revancha y yo creo que haber si por fin conseguimos dar una alegría a todo el mundo”.

Onésimo también tiene claro que “el mayor déficit son los tres puntos del día del Salamanca que fueron tan merecidos como que nos han hecho daño, porque ahora si tuviéramos esos tres puntos que son los que tendríamos que tener sin ninguna duda, estaríamos donde tenemos que estar, nada más. Ahora tenemos ese déficit y nuestro objetivo claro pasa por el Alcoraz”.

El técnico añadía que “me preocupa más el 1 de 6 en el Alcoraz que el 1-9 de fuera porque sé que llegarán fuera los partidos que ganemos, las circunstancias favorables, pero lo que está claro que respetando mucho a los rivales que vengan, venga quien venga nuestro objetivo está en casa”.

El Huesca no puede contar con Molinero, Sastre y Corona lo que obliga a retocar el equipo inicial. Situación que lógicamente implica que hay cambios que pueden dar otro aire o por lo menos es lo que se espera. “Tenemos una plantilla en ese sentido compensada. Es cierto que hay jugadores que lo están jugando todo porque les consideramos importantes y puntales, pero también es cierto que no hay excesivas diferencias y juegue uno o juegue otro el equipo tiene que dar la misma medida”.

El Huesca recibe a un Celta que llega crecido por los buenos resultados y que tras la derrota inicial con el Barcelona B, ha conseguido cuatro triunfos consecutivos con el Numancia, Cordoba, Tenerife y Nástic y como dato ha ganado los dos partidos que ha tenido fuera de casa en Soria y Tenerife por lo que será un duro hueso. A pesar de ello a Onesimo le preocupa más su equipo, reconociendo la calidad que tienen este año los vigueses.

El entrenador sigue insistiendo en que el trabajo está allí y que se hace hincapié en los entrenos en los fallos y que cuando su equipo recibe goles le cuesta mucho recuperarse y que para saber aguantar esos golpes lo mejor es no encajar más de uno. Reconoce que está preocupado, porque sería ilógico no estarlo con 2 puntos en 5 jornadas, pero a la vez ilusionado con enmendar este pobre inicio.

Comentarios