Las obras del Monrepós, en parada técnica

Monrepós, obras, abril 10

Las obras del puerto de Monrepós, el grueso de los trabajos de la autovía Huesca-Jaca están paralizadas en su práctica totalidad. Aunque Fomento sólo habla de la rescisión de los contratos de dos pequeños tramos, lo cierto que es que desde los anuncios de los recortes del Ministerio en ésta y otras obras, las máquinas prácticamente han desparecido de esta infraestructura, de manera que sólo en dos puntos muy concretos encontramos apenas una decena de obreros.

Radio Huesca Digital ha realizado un pormenorizado viaje muy relevante por todo el trazado de la futura autovía que unirá Huesca y Jaca. De este trazado está ejecutado el Huesca-Nueno, mientras que en el resto de tramos, en obras hasta hace tres meses, apenas se observa actividad, salvo las propias de la conservación de unas obras cuya finalización es hoy, más que nunca, una incógnita.

El primer tramo, el Huesca-Congosto del Isuela, es un verdadero desierto. Obras de gran magnitud paralizadas y señalización amarilla que anuncia trabajos inexistentes.

El siguiente tramo, el Congosto del Isuela-Alto de Monrepós, es uno de los pocos en los que encontramos cierta actividad, aunque llama la atención que la adjudicataria de los trabajos haya comenzado a tapiar los túneles de emergencia. Desde algunas formaciones políticas, como el Partido Popular, se ha dicho que ésta es una medida para preservar una obra, que va a estar paralizada durante un largo período de tiempo.

Otro tramo importante es el Alto de Monrepós-Caldearenas, de tan solo 4 kilómetros, pero con una inversión de 97 millones de euros. No hay personal alguno, tampoco máquinas. Ni siquiera en las embocaduras de los túneles encontramos obrero alguno. Solo personal de seguridad, para evitar pillajes en una infraestructura en las que se ha empleado material muy caro.

Si continuamos en dirección Jaca, el siguiente tramo es el Caldearenas-Lanave, donde permanece la tónica del resto de la vía: cero trabajadores, cero actividad, a no ser por una decena de obreros que operan en un importante viaducto.

A partir de allí, la nada en lo que a actividad se refiere. Ésta desaparece por completo en el resto del trazado hasta Jaca, incluido el tramo Sabiñánigo-Jaca, prácticamente finalizado hace meses, pero a falta de los últimos remates, como colocación de los quitamiedos y la señalización definitiva.

En resumen, de los 50 kilómetros de autovía que separan Nueno de Jaca, apenas encontramos obras en cinco kilómetros, el 10% del trazado.

Nota.- El viaje al que se refiere esta noticia lo ha realizado Radio Huesca Digital entre las 11:00 y las 13:30 horas del martes 5 de octubre.

Comentarios