El sector de Pómpas Fúnebres en Aragón más cerca de tener su primer convenio colectivo

En diciembre de 2007 se inició la negociación del I Convenio Colectivo de Pómpas Fúnebres en la comunidad autónoma de Aragón. Tras meses de desencuentros entra la asociación empresarial ARFA y los trabajadores, representados por sindicatos UGT y CC.OO., se convocaron paros parciales en la primavera de 2008. Producto de los actos de mediación, las partes alcanzaron un acuerdo el 12 de junio de 2008 en el SAMA, fruto del cual se desconvocaron otra serie de paros parciales. En ese acuerdo se fijaban, como contenido mínimo del convenio colectivo, el salario, los complementos, la futura vigencia del convenio colectivo y la vigencia del mismo, de 1 de enero de 2008 a 31 de diciembre de 2010.

 En otoño de 2008, ARFA manifestó, en una actitud impropia de organizaciones empresariales serias, su intención de no reconocer el acuerdo suscrito, aduciendo que se equivocaron. Este indigno proceder, que suponía la vulneración de un acuerdo entre partes con rango de convenio colectivo, provocó de nuevo conflictividad en el sector y concentraciones a las puertas de las empresas y las compañías de seguros. Ante la imposibilidad de alcanzar un nuevo acuerdo, esta vez ya en forma de convenio colectivo, los sindicatos presentaron una demanda ante la sala de lo social del TSJA para que se validara el acuerdo alcanzado en junio de 2008 y se le dotara de ejecutividad frente a las empresas del sector.

 La sentencia, en su fallo de 30 de septiembre de 2010, estima la demanda puesta por los sindicatos, y condena a la asociación empresarial de pómpas fúnebres a aplicar los acuerdos contenidos en el acta del SAMA de 12 de junio de 2008. Contra la sentencia cabe recurso de casación ante la Sala de lo Social de Tribunal Supremo.

 La Federación de Servicios de UGT-Aragón y la Federación Regional de Actividades Diversas de CC.OO.-Aragón se felicitan por el contenido de la sentencia, un éxito jurídico que antes lo fue sindical y de los trabajadores del sector, y espera que ésta sentencia sirva de forma definitiva para que los trabajadores del sector de pómpas fúnebres en Aragón tengan un marco de relaciones laborales, y no la pura imposición empresarial como norma de funcionamiento en ese aspecto

Comentarios