Buen balance del curso infantil y juvenil de pesca en Benasque

La localidad de Benasque volvió a realizar el cursillo infantil de pesca un año más, con un doble fin, la enseñanza y el perfeccionamiento por un lado y seguir promocionando la pesca deportiva entre los jóvenes aragoneses. La Sociedad deportiva La Garchola de Benasque con la colaboración de la Delegación Provincial de la Federación Aragonesa de Pesca, la CAI, el Ayuntamiento de Benasque, Servicio Provincial de Medio Ambiente y APN, han organizado el curso de iniciación y perfeccionamiento de pesca a mosca con cola de rata y lance ligero para la pesca de la trucha en aguas de alta montaña.

El curso iba dirigido a las categorías infantiles y juveniles de la localidad de Benasque y comarca y se desarrolló durante dos jornadas, la del sábado de mañana y tarde y la del domingo solamente por la mañana. La actividad constó de clases teóricas y prácticas que dieron comienzo los dos días a las nueve horas, en el pabellón polideportivo de la localidad. La concentración ambos días tuvo lugar en el Hotel Llibrada de Benasque.

La finalidad primordial del cursillo era el conocimiento de la pesca como deporte, modalidades deportivas de pesca, las diferentes especies piscícolas existentes en Aragón, las que son objeto de pesca y las que están protegidas, así como el respeto y conocimiento del medio donde se realiza esta actividad deportiva; montaje de aparejos de pesca, confección de los diferentes tipos de moscas y prácticas de lance con cañas de mosca a cola de rata.

Este año al coincidir el cursillo con el campeonato de Aragón y Provincial de Salmónidos Mosca Juventud el curso quedo algo limitado exclusivamente a los jóvenes de Benasque y Comarca por el tema de monitores; aun así finalmente fueron una quincena de los veinte inscritos los que realizaron la actividad.

La meteorología no acompañó pues el cambio brusco del tiempo con frío y ventisca en las zona alta dificultó la actividad práctica que únicamente se pudo realizar en la mañana del domingo ya que durante el sábado, la tarde fue muy mala por viento, agua e incluso copos de nieve.

Las clases prácticas de pesca se realizaron en el coto social de Senarta y en tramos libres de captura y suelta de Benasque y los Llanos del Hospital en el río Ésera, concedidos para la actividad por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Estas se pudieron celebrar el domingo y las truchas colaboraron lo que hizo que los cursillistas se pudieran divertir y algunos conseguir sus primeras truchas y devolverlas al medio poniendo en práctica la captura y suelta.

El trabajo conjunto de La Garchola y Federación Aragonesa de los últimos años y otros clubes provinciales, está dando sus frutos pues son bastantes los jóvenes que vienen realizando este cursillo; todo un éxito para una localidad y comarca, en el que este deporte debe ser un recurso económico para la zona, con una naturaleza y paisajes privilegiados por su belleza y en donde la juventud ribagorzana puede practicar fácilmente la pesca en el río Ésera, barrancos, embalses e ibones existentes.

Como profesorado del mismo estuvieron: José Ignacio Manau, Carlos Montañés y Marcelino García como monitores de la FAPyC, Juan Blanes Presidente de la Garchola acompañado de varios miembros de su Junta, algunos de ellos antiguos cursillistas que se han convertido en muy buenos pescadores. Clausuró el curso el Delegado Provincial Ángel Cetina que valoró muy positivamente el trabajo que realiza la Sociedad de Pescadores La Garchola y que está dando sus frutos con muy buenos y jóvenes deportistas que destacan en las competiciones autonómicas y nacionales.

Comentarios