Cartas al Director: Los institutos de Huesca. Nuevas necesidades

Luis Cavero Abadías, Secretario Provincial FETE-UGT Huesca

En Huesca capital hay cuatro Institutos de Educación Secundaria. Tres de ellos ofrecen enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria, Bachiller y Formación Profesional y el cuarto ofrece Secundaria y Bachiller exclusivamente. Además hay dos centros específicos de Formación Profesional, uno de ellos integrado, y se acaba de crear por segregación, otro centro integrado de F.P. que ofrecerá todos los modelos de Formación Profesional (reglada, ocupacional y contínua). A esto debemos añadir la Escuela de Artes, la de Restauración, el Conservatorio Profesional de Música, la Escuela Oficial de Idiomas, y el Centro de Personas Adultas, como centros que completan la oferta formativa pública no universitaria para alumnado de 12 años en adelante.

En términos generales podemos afirmar que tenemos una oferta pública aceptablemente diversa y de calidad para la ciudad, pero empieza a haber problemas de capacidad en los IES (Institutos de Educación Secundaria), precisamente por su apreciada calidad y valorada oferta educativa. Los tres IES que imparten ciclos formativos de FP tienen problemas de espacio. Están llenos, saturados, y en algunos casos con deficiencias que hay que corregir en los edificios, a veces viejos. Es necesario invertir ya en los centros de secundaria de Huesca. El IES Ramón y Cajal renovó su caldera pero todavía precisa arreglar sus techos..., el Sierra de Guara está completamente lleno, falto de espacios porque todos sus huecos han tenido que convertirse en aulas para alumnos, a lo que debemos añadir que la nueva formación profesional hace que ciclos que eran de un año ahora se cursen en dos, por lo que la falta de espacios es más acuciante todavía.

El Pirámide tiene más de mil alumnos y espacio suficiente para albergar el nuevo centro integrado de FP y el Instituto de Secundaria actual, pero la infraestructura es antigua y necesita inversión y más personal de mantenimiento para adaptarse y mantenerse en pie.

En cuanto a la Escuela de Hostelería San Lorenzo, referencia a nivel nacional e incluso internacional en su especialidad, tiene cedido terreno por el Ayuntamiento de Huesca para cubrir sus necesidades de espacio, pero todavía no se sabe nada del proyecto de construcción del nuevo edificio prometido por el Departamento de Educación y que ayudaría enormemente a mantener de manera adecuada la calidad de los estudios de hostelería y turismo en Huesca.

FETE-UGT sostiene la necesidad de construir un nuevo Instituto que a medio plazo descongestione los actuales centros y se adapte a la nueva realidad de la ciudad. Así mismo, FETE-UGT, demanda la inmediata intervención para reparar las necesidades de los centros o ejecutar las ampliaciones previstas. En tiempo de recortes como el que vivimos entenderemos ahorros en determinadas cuestiones, pero no en infraestructuras necesarias para la formación, motor del imprescindible cambio de modelo productivo.

Comentarios