El Huesca regresa a los entrenamientos con otra cara

La victoria en Xerez y la imagen ofrecida por el equipo de Onésimo han servido para aliviar tensiones y ver que el equipo es capaz de ganar y de hacer buen fútbol e incluso goles. No sólo se ganó, sino que además se marcaron tres tantos, mientras que en las seis jornadas anteriores solamente se habían conseguido dos y uno había sido de penalti. Buena culpa de ello la tuvo Roberto que se reencontró con el gol y que espera que sea el comienzo de una buena racha.

También se han extraído otras conclusiones positivas como la mejora en la solidez defensiva, sin dar tantas oportunidades al rival y planteando muchos problemas en el centro del campo y llegando arriba con fluidez. Fueron muchas las ocasiones que tuvo el Huesca y eso indica que el equipo está preparado para ello y que con la nueva disposición que Onésimo ha dibujado sobre el césped, este Huesca es distinto al que se había visto hasta ahora, con los mismos jugadores.

Roberto estaba contento y feliz por los goles y sobre todo por el equipo. “Si te entran los goles arriba esto se lleva más facil”, decía el madrileño que señalaba también que “era lo que nos faltaba, marcar y vernos allí en esa posición un poco por delante de ellos”.

Sobre lo que significa el triunfo para el equipo, Roberto indicaba que “es increíble porque lo necesitábamos. Estábamos trabajando bien, pero las cosas no terminaban de salir, pero han llegado y cuando arriba llegan los goles somos un equipo muy correoso, muy difícil de marcar y al final nos llevamos los tres puntos que era lo importante”.

Con la recuperación de los lesionados, (Molinero, Sastre y Sorribas reaparecieron) la plantilla está al completo y con la ilusión de seguir la racha ante el Cartagena, pero sabiendo que no se ha conseguido más que tres puntos en Xerez que tienen que servir para el despegue de los azulgranas que el sábado tienen una nueva oportunidad ante la afición de estrenarse en casa con triunfo.

Comentarios