El Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés dispone ya de más de 50.000 archivos

Museo Provincial Huesca, julio 10

Hace poco más de un año se daba a conocer el Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés, SIPCA, impulsado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses, dependiente de la Diputación de Huesca. Desde entonces han sido muchas las instituciones interesadas en participar en este proyecto que, en la actualidad, pone a disposición de los ciudadanos, a través de Internet, más de 50.000 bienes culturales, algunos de ellos inéditos.

Esto implica un importante esfuerzo de documentación, almacenamiento de datos, gestión e intercambio de información sobre patrimonio arquitectónico, bienes muebles, yacimientos arqueológicos y paleontológicos, patrimonio industrial e inmaterial y archivos sonoros. Información de gran valor a la que se puede acceder con un simple clic.

Esta herramienta, tal y como explica su responsable técnico, Francisco Bolea, es de gran utilidad no sólo para expertos o profesionales en la materia, sino también para cualquier persona que pueda estar interesada en conocer el patrimonio cultural de la comunidad. En el caso de los turistas, éstos tienen la oportunidad de elaborar sus propias rutas y visitar aquellos lugares o espacios arquitectónicos de interés que más deseen.

El SIPCA, desde que se pusiera en marcha en la provincia de Huesca, ha despertado cierto interés en el resto de Aragón. El pasado verano se adhirieron al Sistema ocho comarcas, y en breve está prevista la incorporación de nuevas instituciones públicas, entre las que se encuentra la DPZ o el Instituto de Estudios Turolenses.

Las fichas de cada uno de los bienes incluyen una amplia información en diversos formatos: datos textuales (análisis históricos, artísticos y etnográficos, estado de conservación, información de accesos), fotografías antiguas y actuales, planimetrías y alzados, grabaciones sonoras, así como datos espaciales y catastrales.

Comentarios