Más de 1.300 mujeres han utilizado las asesorías del IAM en lo que va de año

Empleo, mujer trabajadora

El Instituto Aragonés de la Mujer cuenta con dos servicios de asesorías, la laboral y la empresarial. La primera de ellas está destinada a aportar formación y ayuda en la búsqueda de un empleo para la mujer; la segunda ofrece orientación gratuita a mujeres emprendedoras en el proceso de creación y puesta en marcha de un proyecto. En un balance del primer semestre del año, más de 1.300 mujeres han hecho uso de los servicios de estas áreas en sus tres sedes del IAM (Huesca, Zaragoza y Teruel).

Desde el pasado uno de enero y hasta julio han pasado en total 1.306 mujeres, de las cuales 349 han hecho uso de los servicios del área empresarial y 957 en la laboral.

Los principales servicios que ofrece la asesoría empresarial se centran en dar información sobre las ventajas y las responsabilidades del autoempleo, sobre los trámites administrativos para la creación de una empresa así como sobre ayudas y subvenciones para aplicar a esos proyectos. También el apoyo que se presta está dirigido al ámbito jurídico y a la información sobre aspectos de financiación.

El año pasado el 85,77% de las mujeres que pasaron por este servicio eran de procedencia nacional frente al 14,23% de extranjeras y el promedio de edad de las usuarias se sitúa en torno a los 37 años.

Como refuerzo a este servicio, el IAM mantiene anualmente un convenio con el Consejo Aragonés de Cámaras por el que se organizan conferencias y jornadas con actividades dirigidas a reforzar el liderazgo femenino en un mundo laboral masculinizado.

En el caso de la asesoría laboral, ésta básicamente se centra en la búsqueda de un empleo. Por allí han pasado en lo que va de año cerca de 1.000 mujeres que quieren reorientar su futuro profesional o que estén buscando un puesto de trabajo.

Durante todo 2009 atendió a 2.000 mujeres, la mayoría de manera presencial en las oficinas, 1.300, y el resto vía correo electrónico y por teléfono. Las usuarias de este servicio tienen un promedio de edad de 37 años. Buena parte de las consultas han sido sobre la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y entre ellas la más repetida sobre el permiso de maternidad.

Otras consultas muy demandas son las jurídico-laborales, una demanda que ha crecido debido a la crisis económica.

Comentarios