Un libro-documental rememora la historia de la inundación de Mediano

“Mediano. La memoria ahogada” es el título del libro-documental con el que se ha querido recuperar la historia de siete familias que, hace cuarenta años, se vieron obligadas a abandonar, de forma traumática, sus hogares. Unas tierras que pronto serían ocupadas por el agua del embalse de Mediano. El libro-documental, producido por Aragón TV y Factoría Plural, se presentaba este jueves en la Diputación Provincial de Huesca.

La película, de una hora de duración, recrea algunos de los episodios vividos entonces, y ha contado con la participación de los vecinos de localidades cercanas a Mediano. Un homenaje a la gente de este municipio, cuyos testimonios y vivencias forman parte ya del patrimonio inmaterial de la comunidad.

La historia comienza con el sonido de la campana del pueblo que volvió a sonar tras permanecer 40 años en silencio. Un momento emotivo el que se vivió ese día, como tantos otros pasajes que aparecen en este trabajo, dirigido por Maite Cortina y Roberto Roldán, y que ha contado con la aportación musical de la Ronda de Boltaña, que ha compuesto la pieza central de la banda sonora, La Dama del Lago.

El libro, por otra parte, muestra una selección de algunas de las mejores fotografías de las más de mil imágenes de archivo que se han recuperado, gracias a la colaboración e implicación de todos los vecinos. Los textos pertenecen a Alberto Sabio, profesor de Historia de la Universidad de Zaragoza e investigador de la historia de Mediano, y el prólogo al periodista Luis del Val.

Un trabajo que ha tardado dos años en ver la luz y que ha contado con la colaboración del Gobierno de Aragón, la DPH, la CHE y la Comunidad de Riegos del Alto Aragón, y la comarca de Sobrarbe.

El acto de presentación ha contado con la asistencia, entre otros, del presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias; el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela; el director de Aragón TV, Pepe Quílez; el alcalde de Huesca, Luis Felipe, o Javier Fernández, delegado del Gobierno en Aragón.

Comentarios