Tres zonas se han peatonalizado en Huesca en el último año

El ayuntamiento de Huesca sigue avanzando en su deseo de peatonalizar el centro de la ciudad. Tras el entorno del colegio Sancho Ramírez y la calle San José de Calasanz, ahora se suman tres calles más: Las Huertas, La Campana y Sobrarbe, en el barrio de Santo Domingo y San Martín. Esta decisión responde a una demanda de los vecinos que fue analizada por el consistorio, tras varias reuniones.

Estas tres calles pasarán a ser peatonales, el acceso será exclusivo para los vehículos de residentes en dichas vías. Entrará en vigor una vez se proceda a la instalación de la señalización correspondiente. Se espera que sea antes de Navidad.

El ayuntamiento avanza así en su deseo de ir peatonalizando el centro de Huesca. Hace un año, se peatonalizaba el entorno del colegio sancho Ramírez, entre las plazas San Félix y San Voto, con la colocación de pivotes para impedir el acceso de vehículos. Esta peatonalización también respondió a una demanda ciudadana para garantizar la seguridad, especialmente, en las entradas y salidas del colegio.

El pasado mes de abril ocurrió lo mismo con la calle San José de Calasanz. Pivotes automáticos y un semáforo hacían efectiva la peatonalización de esta vía.

El área de movilidad se ha ido reuniendo con distintos colectivos de la capital oscense para seguir avanzando en un modelo peatonal del centro de la ciudad, y para negociar cambios referentes a la seguridad vial.

Por ejemplo, ya se tomaba la decisión de que el Casco Antiguo se convirtiera en zona 20, limitando la velocidad de circulación a un máximo de 20 kilómetros por hora. Esta decisión supone reequilibrar la relación de prioridades entre el peatón y el vehículo en la citada zona.

Comentarios