El Sabiñánigo pierde la imbatibilidad, pero no la ilusión de conseguir grandes metas

Tras perder la imbatibilidad en el campo del Calatayud, la Agrupación Deportiva Sabiñánigo espera recuperar la senda de la victoria la próxima jornada ante el Mallén, que llegará al Joaquín Ascaso de la ciudad serrablesa, después de perder en casa con el Tarazona por dos tantos a cero. Para el guardameta serrablés, Michel Barrachina, “esta derrota no ha mermado la ilusión de un equipo, que va a seguir luchando para conseguir metas cada vez más altas”.

El portero del conjunto rojiblanco ha asegurado que “al equipo le hubiera gustado mantener la imbatibilidad durante mucho más tiempo, pero la igualdad que existe en esta categoría es muy importante y ello dificulta sacar resultados positivos en todos los campos. Está claro que si hubiéramos ganado, hubiéramos recuperado el liderato, pero ahora somos segundos y mantenemos las mismas ganas de estar lo más arriba posible”.

El Sabiñánigo empezó el encuentro jugando bien, sacando el balón con facilidad hasta el medio del campo, pero las incursiones de sus delanteros, que llevaban poco peligro, se estrellaban una y otra vez con la defensa zaragozana. Poco después, cambiaron las tornas y las contras del Calatayud fueron cada vez más intensas con las internadas de Vargas y Machote. Fue precisamente éste último el que hacía el único gol del partido en el minuto 31. “En la segunda parte, lo intentamos en numerosas ocasiones, pero en esta categoría es muy complicado darle la vuelta al marcador”, ha explicado Barrachina.

Una de las jugadas más polémicas del encuentro se producía cuando el colegiado anulaba un gol del Calatayud. Una decisión, que encendió las protestas de la grada. “Fue en un córner cuando el árbitro pitó falta. En este tipo de jugadas, siempre se producen agarrones y empujones. Si el colegiado lo pitó es porque lo vió con claridad. Estaba bien situado y seguro que acertó”, ha subrayado el portero rojiblanco.

La próxima jornada la Agrupación Deportiva Sabiñánigo recibe en casa al Mallén, que viene de perder en su feudo con el Tarazona por dos tantos a cero. “No será un partido sencillo porque vendrán a encerrarse atrás. Por eso, hay que adelantarse lo antes posible en el marcador y obtener un triunfo que nos devuelva a la senda de la victoria”.

A nivel personal, Michel Barrachina está muy satisfecho con su rendimiento bajo los palos. “Hemos conseguido crear un equipo donde se mezcla la veteranía con la juventud. Somos un grupo de amigos y eso se nota en el terreno del juego”.

Comentarios