"A leer con gusto", o el placer de recordar a Pedro Lafuente

El sábado, 23 de octubre, se cumplen 10 años de la muerte de Pedro Lafuente. Con este motivo, sus hijos mostraron su interés por recopilar y organizar todos los miles de escritos de este costumbrista oscense, que supo transmitir tradiciones, costumbres y lengua aragonesa desde las ondas de Radio Huesca, a lo largo de 36 años y, posteriormente, desde la prensa escrita o sus numerosas conferencias. A raíz de esa investigación, la Diputación Provincial de Huesca apostó por la publicación de un libro que, bajo el título de "A leer con gusto", se presentará este domingo.

La presentación será al mediodía, coincidiendo con la hora a la que durante tantos años, Pedro Lafuente llegaba con sus monólogos a los transistores de los altoaragoneses en el programa Alto Aragón. El libro cuenta con una trabajada biografía y recoge una selección de 51 escritos y un CD con dos de sus monólogos para Radio Huesca, precedidos por un texto de Josefina Lanuza.

Además, han participado con sus escritos en el libro varios amigos que compartieron con él distintas facetas de su vida, desde la radiofónica, con Félix Fernández-Vizarra, la de la crítica taurina, con Vicente Ascaso, la crítica deportiva, con José Antonio Martín Otín "Petón", la de sus escritos en prensa, con Antonio Angulo, la de contador de historias con José Antonio Adell, la de gastrónomo y presidente de la Asociación de la Prensa Deportiva, con Javier Gironella, la de etnógrafo con Bizén d'o Río o la del recopilador de tantas y tantas palabras y expresiones en aragonés, con Francho Nagore.

A lo largo de su vida, Pedro Lafuente escribió casi 2.000 guiones originales para el programa Alto Aragón, 800 guiones para el programa Fru-frú, los dos de Radio Huesca, más de 600 artículos para la Nueva España, primero, y para el Diario del Alto Aragón, después, numerosos relatos costumbristas para la revista 4Esquinas, y dio más de 300 conferencias y charlas.

Pedro y María Paz Lafuente, hijos de Pedro, han logrado involucrar a un buen número de personas en lo que es un sentido homenaje a la figura de este hombre polifacético, pero sobre todo bondadoso, generoso y querido en Huesca. El resultado es un libro "A leer con gusto", muy original, en el que el lector podrá encontrar algunos de aquellos monólogos o escritos, que tanto nos enseñaron de un pasado rural y tradicional, que en muchos casos prácticamente se ha perdido. El hombre, que cada domingo nos deseaba "A comer con gusto" y nos emplazaba hasta el domingo que viene, si Dios quería, ahora nos invita a "leer con gusto".

Comentarios