El XIV Encuentro de Encaje de Bolillos reúne en Monzón a 450 encajeros

Encuentro bolillos Monzón, oct 09

La Nave de la Azucarera presentaba, un año más, lleno absoluto en el XIV Encuentro de Encaje de Bolillos montisonense. 450 encajeros y encajeras disfrutaban de un día de fiesta amenizando sus trabajos con la música y los bailes del grupo folklórico “Nuestra Señora de la Alegría”.

El alcalde de Monzón, Fernando Heras, acompañado de la concejala de Políticas de Igualdad, Mercedes Álvaro, la presidenta de la Asociación de Viudas Renacer, Pepita Ribes, y la Presidenta de la Asociación de Viudas de Aragón, Rosa Arranaz, inauguraban esta XIV edición que reunía en la capital mediocinqueña a encajeros y encajeras provenientes de Aragón y Cataluña, mayoritariamente.

La concejala de Políticas de Igualdad señalaba que era todo un éxito esta nueva edición, lo que garantiza no solo el futuro del encuentro, si no también el de la labor de encaje de bolillos.

Los encajeros y encajeras volvían a presentar labores de gran calidad que complicaban la elección del jurado, asimismo se volvía a incidir en lo bueno que va para las manos el encaje, y sobretodo, lo que ayuda a relajarse.

Pepita Ribes , apuntaba el buen ambiente que se da en este tipo de encuentros y que, un año más, había sido todo un éxito, agradeciendo la colaboración de sus compañeras que elaboraban bocadillos para los asistentes.

La planta baja de la nave de la Azucarera, acogía de nuevo una exposición de patchwork y trabajos en punto, y no faltaban los puestos de venta de material y objetos relacionados con el encaje de bolillos.

No faltaron los premios al encajero o encajera de más edad que en esta ocasión fue para Victoria Lana Lana de 89 años, Daniel Pastor, de 5 años recibía el de menor edad, el del grupo llegado de la localidad más alejada de Monzón se lo adjudicaba la delegación de Llagostera en Gerona, asidua de esta cita, el de la labor más original fue para un cuadro chino de Rosa María Ferrán, de Candasnos, la mejor labor de estilo antiguo, para un pañuelo de Pilar Félix, de Albalate del Arzobispo, Teruel, y labor más laboriosa, un abanico de Teresa Crusa, de Reus, Tarragona. A título excepcional el jurado decidía premiar un abanico de frivolité de Pepita Ribes.

Los encajeros y encajeras, y sus acompañantes, tuvieron la oportunidad de visitar el Belén Monumental de la Asociación "Isaac Lumbierres", que se encuentra en fase de construcción con la mirada puesta en la inauguración del 4 de Diciembre.

Comentarios