Iñaki Sagastume recibe en Huesca el premio “Manuel Ricol” de ciclismo

El veterano periodista guipuzcoano Iñaki Sagastume Jaurrieta, ha recibido el Premio “Manuel Ricol” de Ciclismo otorgado por la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca y el Club Ciclista Ebro, de Zaragoza, en los prolegómenos del II Campeonato de España de Ciclismo para Periodistas, que ha tenido lugar en la capital del Alto Aragón, este fin de semana.

El premio instituido el pasado año con motivo de la primera edición del campeonato para periodistas le fue entregado a Iñaki por el Secretario General de la Asociación Española de la Prensa Deportiva, Ángel Retamar en presencia del coordinador de la organización, el también periodista aragonés Ángel Giner. Cabe recordar que “Manuel Ricol”, está considerado como el padre del periodismo especializado en ciclismo y que nació en Castellote, un pequeño pueblo de la provincia de Teruel, habiéndole precedido a Sagastume, en esta nominación el también especialista en el deporte de las dos ruedas, Chico Pérez.

Sagastume, que además de colaborar en diversos medios de prensa y radio de Guipúzcoa durante este ultime medio siglo, es secretario general de la Aso0ciación Guipuzcoana de la Prensa Deportiva, pronuncio antes de recibir el premio, una interesante charla sobre el “Ciclismo de ayer y de hoy”, ante un numerosos auditorio, en el que se contabilizaban los participantes en el campeonato de España, así como diversos miembros de la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca y aficionados al ciclismo.

En su intervención Iñaki, fue abordando los cambios que se han registrado en estos últimos años en el mundo chirrindulari y afirmo con rotundidad: “La situación económica actual y, sobre todo, el “doping” han hecho mucho daño al ciclismo. Sin ir más lejos ahí están los últimos acontecimientos con los casos de Contador, Mosquera, García y Fullana que, sin lugar a dudas, ha sido un mazazo y que tendrá graves consecuencias, al menos en un futuro inmediato. El doping ha existido y existe a juzgar por los resultados analíticos y  es que el ciclismo es el deporte más perseguido. Leía, hace unos días, unas declaraciones del ex corredor italiano Mario Cipollini que decía “¿Me gustaría ver a los futbolistas someterse a test y a las visitas por sorpresa que nosotros consentimos a las siete y ocho de la mañana?  No  vamos a remontarnos a los legendarios equipos de Kas, Fagor, Super-Ser, Ferrys, Kelme, Teka etc. que también acaparaban la atención de los aficionados y de los medios de comunicación, cuando surgían casos como los que nos ocupa.

A esto hemos de añadir que como consecuencia de la crisis las empresas han dado la espalda a este deporte. Menos mal que las comunidades autónomas han contribuido a paliar esa falta de medios económicos aportando su colaboración en escuadras como Euskaltel, Xacobeo, Andalucía y hasta hace muy poquito las de Baleares y Murcia”.

A la hora de señalar responsabilidades Iñaki Sagastume fue contundente: “Ahora hay mucho en juego. Las firmas patrocinadoras esperan victorias y también que sus representados den buena imagen en la carretera y en los medios de comunicación al objeto de recuperar esa inversión en el equipo. Si los corredores corresponden con actos así. A ver quién pone un euro, porque lo que consiguen es dañar la imagen del equipo que les paga  Los corredores son los culpables y tendrán que hacer un examen de conciencia porque de ellos depende el futuro de  muchas familias

Esperemos que, en los tiempos que corren, no aumenten las noticias  ni la lista de organizaciones negativas y que a estas les sea reconocido su esfuerzo para conseguir que los corredores tengan carreras, porque sin carreras no hay corredores y en este sentido también los ciclistas deben colaborar y no protagonizar lances como  los casos de dopaje sino como el hecho  ocurrido en el reciente Tour de Francia con  el parón por la caída de un corredor”.

Al término de su intervención se estableció un animado coloquio y se cerró el acto con la entrega del Premio, una cerámica de Muel, en la que queda reflejado el galardón, entre los aplausos de los presentes.

Comentarios