Exitoso balance del fin de semana de Periferias con más de 3.100 personas

Más de 3.100 personas han pasado por Periferias los tres primeros días del festival. Un buen balance de público, similar al de años anteriores a pesar del recorte de casi un 50% para contratar la programación. El espectáculo de circo ha dejado a decenas de personas con las ganas de verlo, y el “Fashion Show” y la fiesta inaugural en el Edén aglutinaron a más de 1.200 personas.

La organización de Periferias se ha mostrado muy satisfecha con los datos que ha dejado el fin de semana. El circo Baro d’evel dejó al público oscense encantado y tuvo un lleno absoluto dos de los tres días, con decenas de personas que se quedaron sin poder entrar. El tradicional desfile de moda aragonesa, el “Fashion Show”, contó con más de medio millar de asistentes y la fiesta inaugural en el Edén con más de 700 personas. Además, el concierto de Fredo Viola llenó el Museo Provincial, las performances fueron vistas por casi 500 personas y las exposiciones, sólo en la inauguración, por más de 200.

Las cifras son similares a las del año pasado, pero éste el Bleep!, la noche de la música aragonesa, se ha pasado al segundo fin de semana y el presupuesto ha bajado. Este año la organización del festival ha contado con 228.740 euros, aproximadamente un 30% menos que el año anterior (356.350 euros), pero el dinero destinado a la programación ha bajado casi a la mitad.

Queda una semana de Periferias

Quedan siete días de actuaciones. Este lunes a las ocho de la tarde se homenajea al recientemente fallecido José Antonio Labordeta. Se presenta su libro de memorias y estarán presentes algunos de sus allegados como su hija Ángela Labordeta y el escritor oscense Carlos Castán.

La danza llega de la mano de Manuel Cañadas, que baila al compás de los tanguillos de Raúl Cantizano bajo la luz de un solo flexo. Un espectáculo innovador que combina danza con flamenco, marionetas e incluso humor.

Martes: cine

El martes, el cine es el protagonista, con la última Palma de Oro del festival de Cannes. “El tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas”, del tailandés Apichatpong Weerasethakul. Es una película que ha cosechado muy buenas críticas, que usa un lenguaje cinematográfico que no tiene que ver con lo existente hasta ahora. Un film que exige una predisposición del espectador, un film para los amantes del cine. La anterior película de este director ha sido Tropical Malady.

Comentarios