Ilusión y optimismo para Pedro Urieta, de nuevo al frente de la FADI

Roldan y Pedro Urieta , febrero 08

Pedro Urieta, presidente de la Federación Aragonesa de Deportes de Invierno, FADI, por segunda legislatura consecutiva, afronta este nuevo mandato con ‘ilusión y optimismo’. Sabedor de que es un año de ‘indecisión por los recortes económicos’, los objetivos están claros ‘aumentar la cantidad y calidad de los deportistas aragoneses en las modalidades de los deportes de invierno’.

Si hay que hacer un balance de los cuatro años pasados al frente de la FADI, Urieta destaca ‘la unión de esfuerzos, al aumento de personas e instituciones implicadas, y el buen entendimiento’, aunque tampoco olvida las asignaturas pendientes. En ese sentido reconoce que el que no estuviera Leyre Morlans en los últimos juegos olímpicos fue ‘un varapalo para el deporte aragonés’, y la falta de la modalidad de biathlón en el CETDI, Centro Especializado en Tecnificación de Deportes de Invierno, es otro de los temas que hay que solucionar.

En cuanto a los objetivos para la legislatura que ahora empieza, Urieta afirma que ‘lo más importante es obtener mejores resultados deportivos, y sobre todo aumentar la presencia de deportistas aragoneses en los equipos nacionales y en las competiciones internacionales de los deportes de invierno’. Para eso destaca el trabajo que se está haciendo en el CETDI, donde tanto la calidad de los monitores como de los deportistas va en línea ascendente. Sin embargo hay que mejorar en el biathlón, que el año pasado se intentó que arrancara pero no se consiguió, y el patinaje artístico sobre hielo que se ha retomado en la modalidad de parejas y que se espera que pronto empiece a dar sus frutos.

En cuanto al esquí, ha pedido ‘sensibilización por parte de los padres, porque el esfuerzo no puede ser sólo de los deportistas’, ha precisado, y por eso ha pedido el apoyo de todos ‘si queremos que haya más esquiadores de las zonas de montaña como Jacetania y Alto Gállego’.

Urieta afronta estos cuatro años con ilusión, e indica que ‘los deportes de invierno están en un momento óptimo para mirar al futuro’, pero está claro que la situación económica y los recortes también afectarán a esta Federación, como está pasando con el resto de instituciones.

Comentarios