La nueva sede del IPE de Jaca entrará en funcionamiento la próxima primavera

El Consejo Superior de Investigaciones científicas recibía el nuevo edificio del Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca, que se ha construido en la zona del Llano de la Victoria, aunque presentaba deficiencias técnicas que impedían su puesta en funcionamiento. Ahora el Consejo ha dotado presupuestariamente las mejoras que hay que realizar en dicho edificio. Los trabajos durarán dos meses y luego se realizará el traslado del IPE a su nueva sede. En la primavera del próximo año se inaugurará dicho edificio.

Blas Valero, director del IPE, ha indicado que se van a realizar mejoras en las salas del nuevo edificio que albergarán los laboratorios, biblioteca y el herbario, que es uno de los tres más importantes de nuestro país. Los trabajos de mejora cuentan ya con presupuesto y comenzarán en breve, siendo el plazo de ejecución de entre dos y tres meses. Posteriormente se realizará el traslado del material del IPE a la nueva sede, que se pretende poner en funcionamiento la próxima primavera.

Debido al incremento de presupuesto para finalizar la sede, este año no se contará con nuevas partidas económicas para equipamiento, sino que se trasladará el que se tiene en la sede actual del IPE. Tampoco se va a ampliar de momento el personal que trabaja en dicho Instituto. En la actualidad en sus sedes de Jaca y Zaragoza se cuenta con 80 personas, de los que 20 son investigadores. Blas Valero ha indicado que espera que cuando mejore la situación económica, se pueda ampliar el personal del IPE, que pretende ser “un instituto de referencia en ecología y cambio global”.

En la nueva sede del IPE se han invertido más de 4 millones de euros. El nuevo edificio, de unos 4.000 metros cuadrados, cuenta con 5 módulos, unidos entre sí. La parte central es una galería bioclimática, destinada a los investigadores, con un pabellón anexo donde estará la parte administrativa del IPE. Los otros tres bloques transversales albergarán la biblioteca, el herbario y otras colecciones y los laboratorios.

Comentarios