El Huesca espera que no se escapen más puntos del Alcoraz

Tras encontrar el camino de la victoria fuera de casa en las dos últimas salidas, ahora toca encontrarlo en casa donde el conjunto azulgrana ha empatado con Las Palmas y Cartagena y ha perdido con el Salamanca y el Celta. Los jugadores regresaban a los entrenamientos con el convencimiento claro que hay que conseguir ganar ante la afición ya y la primera oportunidad es este sábado ante el Numancia.

El equipo está más convencido que nunca incluso, como decía Jokin Esparza, la plantilla está dispuesta prometerlo ante la afición. “Es lo más importante. Nosotros no nos podemos permitir perder ningún punto más en el Alcoraz. La casa tiene que ser un fortín y hay que salir a muerte como salimos en Barcelona”.

La situación ha cambiado y eso se nota en el trabajo del día a día. “Teníamos una mala racha como todos sabíamos que no ganábamos y hemos sacado estos partidos que son importantes y aunque nos gustaría estar más arriba, creo que ahora estamos bien. El equipo estaba trabajando bien y confiando en nosotros mismos y sabíamos que iban a llegar este tipo de victorias”, indicaba el navarro que espera poder disfrutar de más minutos y tener su oportunidad, como todos los que están fuera del equipo en estos momentos.

No hay novedades importantes y lo más significativo es la vuelta de Helguera tras cumplir su sanción y el resto se espera que estén disponibles, a pesar de algunos problemas lógicos que se dan cada semana por las sobrecargas. Onésimo, Ángel Royo y Gerardo Izaguirre prepararon en la vuelta a los entrenamientos una sesión exigente combinando el aspecto físico y el trabajo sobre en el campo con balón.

Comentarios