Casi un año después del nombramiento de Jesús Sanz para Oviedo, Huesca y Jaca siguen sin obispo

Jesús Sanz, Torreciudad, día familia, sept 10

Comienza el mes de noviembre y en su transcurso se cumplirá un año del nombramiento del Obispo de Huesca y Jaca como Arzobispo de Oviedo. Tomó posesión de su nuevo cargo en el mes de enero, pero desde entonces nada se ha sabido del nombramiento de un nuevo obispo, o dos, para estas dos diócesis. Todo son conjeturas y hay muchas voces que indican que hasta principios de año no habrá noticias. En todo caso, nadie parece saber todavía ni la fecha, ni si será un único prelado que, como Jesús Sanz, compartirá las dos diócesis, o si se nombrará a dos.

Faltan todavía varios obispos en España, pero las diócesis de Aragón son las más afectadas por su falta. Ello, a pesar de que el pasado mes de julio se nombró nuevo obispo para Teruel. Sin embargo, Huesca, Jaca y Tarazona todavía no tienen obispo, lo que causa perplejidad en los círculos eclesiales, por la tardanza y la lentitud con la que se van produciendo los nombramientos. Una nueva circunstancia ha venido a unirse a este retraso, y ha sido la visita del Papa Benedicto XVI a España en los próximos días, por lo que desde Roma no se ha querido hacer ningún movimiento en las últimas fechas.

La tardanza en nombrar nuevos obispos y la necesidad de hacer cambios ante jubilaciones, inicio o continuación de estudios por parte de los sacerdotes actuales, o remodelaciones de arciprestazgos llevó al Administrador Apostólico, Jesús Sanz, a realizar el pasado verano toda una serie de cambios en la diócesis, que sólo se podían entender en la necesidad de seguir trabajando, en tanto no se produzca la llegada de un nuevo pastor a esta diócesis.

Comentarios