Miles de altoaragoneses visitan a sus difuntos en el día de Todos los Santos

Cementerio Huesca, nichos, ampliación, oct 10

Miles de altoaragoneses se acercaban este lunes, 1 de noviembre, a visitar a sus seres queridos al cementerio. Es la tradición del día de Todos los Santos. El ir y venir de personas en los cementerios de la provincia de Huesca es constante. Es un día para el recuerdo. Se han desarrollado distintos actos; por ejemplo, en el cementerio municipal de la capital oscense y en el de las Mártires. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha anunciado la intervención urbanística integral que supondrá el cierre de este segundo cementerio y la habilitación de un monumento que recuerde a los fallecidos oscenses.

Audio sin título

Los ayuntamientos del Alto Aragón ejecutan cada año obras de ampliación y de mejora de sus respectivos cementerios. También hay nuevas instalaciones, como el crematorio de Huesca (que se sumaba meses atrás al que ya había en Monzón).

A las once de la mañana de este lunes el vicario general de la Diócesis de Huesca, Nicolás López, celebraba una eucaristía en el cementerio oscense. Tras ella, la corporación municipal visitaba algunas tumbas de personalidades históricas que están enterradas en este cementerio, y colocaban flores en los monumentos funerarios de personas anónimas.

La visita oficial comenzaba por el Monumento a los Caídos, seguía con la visita a la tumba del alcalde Carderera y a los fusilados del 36, entre los que se encuentran el alcalde Sender y varios concejales oscenses. Se visitaba también a los militares republicanos Fermín Galán y García Hernández, y al general del bando nacional Lasheras.

Ejea rinde homenaje al republicano Manuel Abad y sus compañeros

Representantes del ayuntamiento de Ejea de los Caballeros también rendían homenaje, este 1 de noviembre, al republicano Manuel Abad y sus compañeros republicanos, depositando una corona de flores ante el monolito que, en su memoria, se levanta en el Cementerio de las Mártires. El ayuntamiento de Huesca, también estaba presente en este recuerdo.

La figura de Manuel Abad ha sido muy importante en la historia de las Cinco Villas por su defensa de la libertad. Manuel Abad, al mando de una facción republicana, protagonizó un levantamiento revolucionario, en 1848, en Ejea. Posteriormente llegó a Huesca y de aquí a Siétamo, donde la facción fue reducida por las tropas gubernativas. Los protagonistas de la insurrección fueron fusilados en las afueras de Huesca, los días 5 y 7 de noviembre. En 1885, por suscripción popular y aportación del ayuntamiento de Huesca, se levantó un pequeño mausoleo en el Cementerio de las Mártires, para honrar la memoria de la partida republicana de las Cinco Villas.

Comentarios