La travesía de Sariñena sigue dando pasos firmes para estar finalizada en enero de 2011

Los trabajos marchan a muy buen ritmo y ya se empieza a ver como será el futuro diseño de la principal arteria de la ciudad. Aceras anchas, firme nuevo y más sitio para aparcar son algunos de los aspectos que destacan los vecinos de Sariñena que ven con buenos ojos como está cambiando la zona con la remodelación, necesaria, de esta vía. Con estas obras, de 2,2 kilómetros en total, se ganará en seguridad pues se están renovando las aceras, el firme (que se encontraba en un lamentable estado) y la señalización.

Las obras, según indicaban desde el Gobierno de Aragón, tienen la previsión para estar finalizadas en el mes de enero de 2011 y poder así inaugurarlas cuanto antes. La reforma de esta travesía, que a su vez, es la avenida comercial más importante de la ciudad, era una vieja reivindicación de la ciudadanía de Sariñena ya que comportaba un riesgo evidente por el mal estado de la misma. Lorena Canales indicaba además que las obras se están ejecutando por fases para no afectar a los vecinos en demasía.

Una de las polémicas que surgía con respecto a las obras era la estrechez que se ve en la carretera que atraviesa la localidad y que en algunos momentos está obligando a que los camiones tengan que arrimarse demasiado a las aceras cuando coinciden con un tractor o simplemente con otro camión. Canales indicaba que esto se debe a las obras y que cuando las mismas estén finalizadas podrán pasar dos camiones con holgura.

El acondicionamiento del tramo de la A-131 que corresponde a la travesía de Sariñena se adjudicaba por un presupuesto de 1.756.486,26 euros a la empresa Marco Obra Pública. En su financiación participan el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Sariñena.

Comentarios