La prevención centra el nuevo plan de drogodependencias

El II Plan sobre drogodependencias incide en la prevención, la asistencia y la integración social como clave de su desarrollo. Este Plan abarca desde 2010 a 2016 e incorpora medidas para identificar las desigualdades en salud. Los últimos datos arrojan una disminución de la prevalencia en el consumo de estas sustancias.

En la prevención está una de las claves fundamentales para el desarrollo del II Plan Autonómico de drogodependencias, un programa que trabaja en la búsqueda de sinergias entre las administraciones y la optimización de recursos.

Luisa María Noeno, consejera de Salud y Consumo, inauguraba una jornada en la que se evalúa la marcha de este programa que, entre otros puntos prioritarios, incluye medidas del anterior plan (2005-2008) e incorpora la promoción de hábitos saludables, la prioridad de la intervenciones en materia de prevención, la integración de las actuaciones en el ámbito educativo, social y sanitario y la responsabilidad de las administraciones públicas en la puesta en marcha de acciones conjuntas.

Los últimos datos obtenidos sobre la prevalencia de consumo de sustancias y otros indicadores muestran una mejora con respecto a años anteriores.

El segundo Plan Autonómico está trabajando en base al análisis de la situación de las adicciones que se recogieron en las conclusiones del primer Plan. Como novedad incorpora un enfoque de equidad para poder identificar las desigualdades en salud y contribuir así a su disminución. En concreto establece indicadores sobre género y situación socioeconómica, dos de los ejes de desigualdad en salud más significativos. Además, con el fin de agilizar todas las acciones previstas durante los próximos 6 años, la dirección general de Salud Pública ha establecido un Plan de acción que cubrirá 2010-2013 con acciones concretas y un calendario de evaluación. Esta programación continuará con un segundo plan de acción que abarcará el periodo previsto hasta 2016.

Comentarios