Cinco conductores detenidos durante el fin de semana en Huesca por conducir en estado ebrio

Un fin de semana más la Policía Local de Huesca realizaba numerosos controles de alcoholemia por las calles de la capital oscense, que tenían como resultado la detención de cinco personas que conducían en estado ebrio, llegando incluso en uno de los casos a 1.18 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

En el primero de los casos, en la madrugada del sábado era detenido A. L. L de 51 años de edad, cuando conducía por la calle Martínez de Velasco con su turismo Mercedes E350, con un índice de alcoholemia de 0.72 mlg., de alcohol por litro de aire espirado. El turismo era precintado.

También tenía que ser precintado el coche que conducía la conductora L .D. L, de 49 años, ya que circulaba en sentido prohibido por la calle Juan XXIII y sin las luces. Además arrojaba un índice de alcoholemia de 0,89 miligramos de alcohol. Era detenida también en la madrugada del sábado.

Posteriormente en la madrugada del domingo, agentes de la Policía Local detenían a D. F. S., de 43 años, cuando circulaba por la calle Cabestany con el vehículo turismo, Wolswagen Golf, con un índice de alcoholemia de 0.63 mlg., de alcohol por litro de aire espirado, realizándose las correspondientes diligencias judiciales y el precinto del vehículo.

A. R. DLR. R., de 41 años, igualmente era detenida en la madrugada del domingo cuando circulaba por varias calles de Huesca con las luces apagadas hasta que pudo ser parada en la plaza Pico Guara con el vehículo turismo, Opel Vectra. La conductora arrojaba un resultado de 1.18 mlg., de alcohol por litro de aire espirado en las pruebas de etilometría. Los agentes realizaban las diligencias judiciales y procedían al precinto del vehículo en el depósito municipal.

En la madrugada del lunes día 1 de noviembre, los agentes procedían a la detención de I. C., de 48 años, al circular por la calle del Parque de forma negligente con el vehículo turismo, Opel Astra con un índice de alcoholemia de 0.93 mlg., de alcohol por litro de aire espirado. De la misma forma se procedía al precinto del vehículo y el conductor era detenido.

Así mismo, durante el fin de semana, la Policía Local de Huesca realizaba diversos controles de alcoholemia y documentación por el casco urbano, iniciándose expediente sancionador a un conductor de vehículo a motor, al arrojar un nivel de alcoholemia en las pruebas que se practicaron de 0.38 mlg., de alcohol por litro de aire espirado, calificada de muy grave y llevando aparejada la detracción de cuatro puntos en la correspondiente autorización administrativa, siendo precintado el vehículo en el depósito municipal.

Comentarios