Los jóvenes oscenses beben menos en los bares pero más en la calle

Ha aumentado el consumo de alcohol entre los jóvenes. Es la droga que más consumen, seguida del tabaco, el cannabis y la cocaína. En Huesca, la edad media de la primera toma de alcohol se sitúa en los 13,5 años y esta edad aumenta a los 15’6 años si hablamos de consumo semanal. Un 44% de los jóvenes aragoneses van a bares o hacen botellón en su tiempo de ocio, pero aunque ya no acuden a bares, el consumo en la calle ha aumentado.

Tras la aplicación de distintas leyes en la ciudad (“Infancia y adolescencia”, “Prevención, asistencia y reinserción social de drogodependencias” “regulación de espectáculos públicos”) no se permite la entrada de menores a estos establecimientos, por lo que se ha producido una modificación de estos hábitos. Ha generado una importante y significativa disminución de menores en la zona de bares y aunque en esta ciudad no se había instaurado el uso del botellón con la magnitud que se aprecia en otras grandes ciudades, sí se han incrementado concentraciones en zonas retiradas del centro (parques, plazas, zona del Isuela). En Huesca, además, esta generalizado el uso de “locales” y otros puntos de encuentro, que se alquilan por pandillas. En estos espacios, que ellos revindican como propios, y en los que no hay presencia adulta, las drogas y especialmente el alcohol suelen estar presentes. Las malas condiciones en los que se encuentran estos locales añaden nuevos riesgos al tiempo de ocio.

Para todos los grupos de edad jóvenes, la actividad más importante es salir con su círculo de amistades, y respecto a la salida de bares o botellón, lo hacen un 10% en las edades entre 12 y 13 años, un 48% entre 14 y 15 años, un 81% entre 18 y 19 y un 88% los de 20 y 21 años.

¿A qué hora llegan a casa los jóvenes?

En lo que respecta a los hábitos de horarios de salida y llegada los viernes, los del tramo de edad de 12 a 15 años, suelen salir a las 18h y vuelven un 22% a las 21h, un 22% cuando se van sus amigos y 21% cuando ellos quieren. El sábado, la hora de salida suele ser la misma pero la vuelta se modifica, el 28% cuando ellos quieren, el 25% cuando vuelven a casa sus amigas o amigos, el 15% a las 21 horas. De este grupo que tienen una hora de regreso marcada, un 68% lo cumplen siempre, un 28% a veces y 4% no lo cumple.

Respecto a la cantidad de dinero disponible para salir, una parte importante de jóvenes cuentan con menos de 6 euros (41%) y el 32% entre 6 y 12 euros.

Las actividades que desearían realizar son actividades deportivas, seguidas de las de arte y tecnología y las de expresión corporal. La particular característica de esta ciudad es que, al tratarse de una ciudad pequeña y en general tranquila, los padres no perciben el riesgo, dado que existe la creencia de que los hijos están más seguros y protegidos. Por ello, chicas y chicos suelen salir en pandilla solos a partir de los 12 ó 13 años.

Comentarios