El Ayuntamiento ha requerido a Masari en tres ocasiones la limpieza del solar de Luces de Bohemia

El Ayuntamiento de Huesca ha requerido en tres ocasiones en el último año a Masari la limpieza del solar de Luces de Bohemia. La primera fue en diciembre de 2009, la segunda en julio de este año y la tercera en octubre pasado.

Ya en ese momento, ha explicado a Radio Huesca Digital Domingo Malo, el Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca, se abrió un expediente sancionador contra la propiedad del solar, la promotora Masari.

Una vez resuelto el expediente, si la promotora no procede a la limpieza lo hará de forma subsidiaria el propio Ayuntamiento.

De hecho se ha elaborado incluso un presupuesto sobre cuanto costaría la desratización del solar y esta rondaría los mil euros.

Grandes ratas campan a sus anchas por el Coso Bajo

Que el solar conocido como del Luces de Bohemia se encuentra en un estado lamentable no es ninguna novedad. Los vecinos y comerciantes de la zona y las asociaciones de vecinos han venido criticando en los últimos tiempos el estado en que se encuentra. La confirmación se ha producido cuando uno de estos comerciantes podía fotografiar, hasta en cuatro ocasiones, a una rata de grandes dimensiones, que se paseaba por la acera del Coso Bajo en la tarde de este miércoles, entre el asombro y el asco de los viandantes que en ese momento también pasaban por la zona.

Kiko Lanau, el autor de las fotografías, recuerda que es indignante la falta de competencia del ayuntamiento, al no exigir una lona que tape lo que consideran como un solar asqueroso en el mismo centro de Huesca.

Pero no sólo la suciedad y, como se ha podido comprobar, las ratas se adueñan de toda esta zona. Los vecinos también denuncian que, al no estar aislado el solar, las casas colindantes se están encontrando con importantes filtraciones en sus sotanos cuando hay lluvias, lo que deteriora no sólo esos sótanos, sin también la estructura de los edificios, ya de por sí muy antiguos.

La denuncia va más allá, porque también se quejan de que no se haya repuesto el foco que iluminaba el Coso Bajo nº 6, que se ubicaba en la fachada del citado edificio, creando una zona muy oscura en pleno centro de Huesca.

Añaden, finalmente, que además de la depresión contagiosa que padecen los comerciantes debido a la crisis, el contexto en el que trabajan no ayuda nada.

Comentarios