Antonio Sancho, Deportes Ferrer y Ercros premiados por los empresarios del Alto Gállego

La tradicional Cena Empresarial que organiza anualmente la Asociación de Empresarios Pirineos Alto Gállego,AEPAG, se ha desarrollado este año en el Hotel El Privilegio de Tena de Tramacastilla de Tena. La gerente de la asociación, Raquel Betanzos, ha comentado a esta redacción que el presidente, Alberto Larrosa, pidió a los empresarios su participación activa en la Asociación. Destacando que desde su fundación hasta la actualidad, AEPAG, ha ejercido con gran responsabilidad la representación y defensa de los intereses de los empresarios de Sabiñánigo y ahora de toda la comarca, y ha proyectado una buena imagen al exterior, siempre de unidad.

AEPAG ha colaborado abiertamente con las demás Asociaciones, con las Administraciones, y ha participado en toda iniciativa que ha considerado de interés para sus Asociados o el conjunto del empresariado. Pero invito a participar de manera activa, teniendo en cuenta que la asociación de empresarios es una útil herramienta pero necesita de las aportaciones de los empresarios. Igualmente resaltó, que antes de la cena se rindió un homenaje a María Teresa Allué, que ha trabajado en la Asociación durante 22 años.

Durante el acto se entregaron los tradicionales premios en reconocimiento que la organización hace a las empresas y empresarios de la comarca por su trayectoria empresarial. En primer lugar se hizo un reconocimiento a una empresa de larga trayectoria, que actualmente se encuentra en la cuarta generación. Aunque realmente se otorgaba Antonio Sancho, fallecido a finales del año pasado. Se quiso resaltar la labor realizada por este empresario y la importancia de su legado: un grupo de empresas que en esta comarca da trabajo fijo a 30 personas y que aumenta a 60 puestos de trabajo en determinadas épocas del año. Recogieron el premio los hijos del empresario Lorenzo y Antonio Sancho.

La segunda empresa galardonada fue Deporte Ferrer a quien se quiso reconocer por su dilatada trayectoria empresarial de 35 años y que este año 2010 ha cerrado por jubilación. Recogieron el premio sus fundadoras Montse Ferrer y Mari Algueta.

Se reservó el tercer lugar para hacer un reconocimiento a una de nuestras grandes empresas, ERCROS, “heredera” de Energía e Industrias Aragonesas. En la presentación del premio se destacó que hablar de Aragonesas es hablar de Sabiñánigo; no en vano fue la primera empresa que se instaló y la que ha marcado el carácter de la ciudad. Aragonesas determinó el espectacular crecimiento económico y demográfico de Sabiñánigo a principios del siglo pasado, mientras que otros territorios del Pirineo de despoblaban. Sin embargo, lo que se ha querido reconocer es el presente de esta “gran fabrica”, en un momento difícil en el que necesitamos mensajes positivos. Ercros es actualmente una empresa en crecimiento, competitiva, en constante modernización, donde se realizan inversiones, y procesos de mejora y de modernización. Sin duda un trabajo digno de reconocimiento. Recogió el premio su director José Luis Bergés. El acto terminó con el sorteo entre los asistentes de un regalo gentileza del Hotel El Privilegio y un animado baile.

Comentarios