Diego Ballesteros desea regresar a Barbastro para estar con su familia

El ciclista barbastrense, Diego Ballesteros, ha explicado al programa “La Ventana del Altoaragón” que mantiene la esperanza de poder volver a caminar y ha destacado que desea volver pronto a Barbastro para estar con su familia y amigos.

Diego Ballesteros sufrió un atropello cuando disputaba la prueba ciclista Race Across América en EE UU con el equipo Coanfi Desafio Aspanoa. Ballesteros fue ingresado de urgencia en el hospital Wesley Medical Center de Wichita para posteriormente ser trasladado al Instituto Guttmann de Badalona, hospital especializado en neurorehabilitación y tratamiento de lesiones de origen neurológico. El ciclista barbastrense ha explicado que tiene una inmovilización del pecho hacia abajo aunque tiene movilidad en ambos brazos y manos que le permite hacer una vida relativamente autónoma.

Ballesteros todavía se pregunta en estos momentos como pudo ocurrir el accidente pero intenta pensar sobre todo en el futuro.

Diego Ballesteros tiene treinta y seis años, es licenciado en derecho y profesor del IES Martínez Vargas de la ciudad del Vero. Ballesteros es de la opinión que debe seguir trabajando puesto que a pesar de la discapacidad “el trabajo es vida”.

En los últimos meses se han organizado en Barbastro distintas actividades con el objetivo de recaudar fondos para ayudar económicamente a Diego Ballesteros y a su familia para sufragar una parte de los gastos de la recuperación. Para este sábado está previsto un concierto que tendrá lugar en la pista de invierno de la Sociedad Mercantil y Artesana de Barbastro. Diego Ballesteros ha agradecido el apoyo de todos los que se han preocupado por su estado de salud y espera mostrar su gratitud personalmente en Barbastro.

El ciclista barbastrense ha participado en distintas pruebas ciclistas nacionales e internacionales. La aventura más destacada la realizó en el año 2008 cuando salió en el mes mayo de Expo Zaragoza 2008 y llegó a las olimpiadas de Pekín en el mes de agosto, recorriendo en bicicleta 12.810 kilómetros.

Comentarios