Si carne de cordero quieres comer, la Feria de Lascuarre no te puedes perder

Las hogueras, los almuerzos a base de carne de cordero asada, panceta o longaniza, o el juego del “cacho” son las citas más características de la Feria de San Martín de Lascuarre cuya festividad se conmemora el día 11, aunque, desde hace una década, esta feria se celebra el segundo sábado del mes de Noviembre para facilitar la presencia de público y expositores.

La feria será, un año más, el punto de reunión de agricultores y ganaderos de la Baja Ribagorza, y también de venta de productos agroalimentarios, artesanales, textiles y decorativos.

La cita se desarrolla de ocho de la mañana a cuatro de la tarde. En el recinto ferial, el público tendrá la oportunidad de disfrutar de un mercadillo artesanal, con la presencia de 20 expositores, cinco exposiciones de ganadería y paseos a caballo, y en la ermita de San Martín, una exposición de cuadros de punto cruz. Aportados por los vecinos de la localidad.

Además, también exposición de tractores antiguos y de coches clásicos y la actuación del grupo aragonés Los Toyos, campeonato de guiñote, sesiones de baile con la orquesta El Cairo, bingo y degustación de productos típicos.

Otra de las citas tradicionales de esta feria es el “cacho”, un juego de cartas, en el que se corta una baraja y quien tenga la carta elegida es el que recibe un suculento premio a base de turrón.

La Feria de San Martín, de Lascuarre, se remonta a la Edad Media y, aunque no hay constancia documentada de su origen sí que se sabe que fue protegida por los reyes de Aragón y tuvo gran importancia en el comercio de ganado ovino en los siglos XIV al XIX. Además, los vecinos tienen a gala ser el pueblo más pequeño de España que conserva una feria medieval.

Comentarios