Onésimo insiste en que hay que ganar en casa

El técnico de la SD Huesca sigue insistiendo en la importancia que tiene ganar en el Alcoraz y más este sábado ante un rival como el Tenerife que llega muy presionado por la situación de colista y además tocado por la última derrota en casa con el Nástic, que ha sido un paso atrás en la recuperación que llevaban los de Mandiá con tres jornadas sin perder. Onésimo no sólo insiste en que hay que ganar, sino que además está convencido que el equipo azulgrana no dejará pasar esta oportunidad.

Será un partido complicado y que el Huesca afronta con la ilusión y esperanza de acabar con la mala suerte en el Alcoraz, donde, como decía Onésimo, es increíble que no se haya ganado todavía después de ver los partidos disputados y recalcando el entrenador los buenos equipos que han pasado ya por el campo oscense. “Es un partido muy importante. Urgencias ya sabemos que tenerlas a estas alturas de temporada suele ser malo. Para nosotros es muy importante porque llevamos una racha buena que se cortó el otro día y creemos que nuestro déficit en la clasificación con esos cuatro, cinco o seis puntos que creemos que hemos merecido nos los hemos dejado en casa y tenemos que empezar a recuperar ese déficit y solo pasa por conseguir de tres en tres”.

El técnico destacaba al rival y la plantilla que tiene con jugadores de mucha calidad y que sin ir más lejos el pasado año destacaron en 1ª División. La mala trayectoria está pesando en su juego, pero por eso mismo puede ser un arma de doble filo la situación de los tinerfeños que ven este partido como su gran esperanza. “Todos los entrenadores de esta categoría sabemos que tiene unos jugadores que les querríamos en algún caso. Muy complicado y a pesar de lo que nos está pasando en el Alcoraz, el Huesca en casa siempre es favorito”.

Todo el equipo está disponible y tras el mal partido de Córdoba ahora toca darle una alegría a la afición, que jugará un papel importante en este choque para que llegue la primera victoria. Onésimo ha entrenado a puerta cerrada este jueves y lo hará este viernes de nuevo por lo que se puede intuir que el entrenador está trabajando alguna variación para este encuentro. El Huesca necesita goles y Onésimo espera que lleguen ante los canarios.

Ahora vienen cuatro partidos que pueden marcar la situación hasta Navidad y además tres de ellos son en casa por lo que son muchos puntos los que hay en juego que no deberían escaparse del casillero oscense.

Comentarios