El Peñas arrolla al Tenerife con un festival anotador 91-112

Tercera victoria consecutiva de los peñistas que hicieron un gran partido y vencieron con claridad en la pista tinerfeña. Desde el primer minuto los de Ángel Navarro fueron muy superiores y tuvieron un partido mucho más cómodo de lo que se podía esperar en un principio ya que la diferencia fue siempre clara para un Peñas que volvió a darse un festival anotador. El conjunto oscense parece que le ha cogido el aire a la LEB-Oro y sobre todo ha cambiado la dinámica negativa que le había llevado a cosechar cinco derrotas seguidas. Las tres últimas victorias han cambiado la imagen y la clasificación donde el Peñas ocupa el puesto 12 con 3 victorias.

El primer cuarto ya reflejaba un 14-22 para los visitantes que salieron muy centrados y con un nivel muy alto que sorprendió a un Tenerife que había ganado los tres partidos que había disputado en su pista. En el segundo, el conjunto de Navarro cogió la directa y se fue al descanso con 22 puntos arriba, 34-56.

Todo estaba encarrilado, pero no había que confiarse, y de allí que cada vez que los isleños intentaban reaccionar llegaba la rápida respuesta oscense. Este cuarto acabó con 58-84. No había sensación de que el partido se escapara y faltaba simplemente rematar.

No hubo emoción en el último cuarto con un Peñas que seguía arrollador y contundente en defensa y en ataque para llegarse al final con un 91-112 que hacia justicia a lo que se había visto en la pista e incluso la diferencia fue mayor, pero al final el partido estaba roto y eso lo aprovecharon los locales para dejar esa renta en 19 puntos.

Destacar el gran partido en general del equipo y en especial de Óscar Herrero con 27 puntos y un sensacional acierto en los triples con 6 de 8 intentos. Bonds también firmó 20 puntos y 8 rebotes y Stevie Johnson se quedó en 15 puntos y Xavi Ventura con 12.

Tras este gran partido hay poco tiempo para disfrutar ya que esta semana habrá dos partidos con Breogán de Lugo el miércoles en Huesca y el domingo en Orense. La clave de la reacción, además del factor fortuna, está en que el equipo está pudiendo entrenar al completo y eso ha dado más consistencia al grupo y un mejor rendimiento en la pista.

Comentarios