El Rallysprint de Nueno vivió una apasionante jornada

Los zaragozanos Carmelo Callén y Raúl Vallespín (Renault Clío Maxi) lograron la victoria en el I Rallysprint de Nueno, prueba con la que se cerró el regional de rallys. Con el campeonato de pilotos ya decidido para Guillermo Aso, en la cita oscense se conoció a los otros dos pilotos que le acompañarán en el podio final, Óscar Valera, como subcampeón, y Óscar Liso, tercero.

El equipo formado por Callén y Vallespín lograron el mejor crono en los seis tramos completados, consiguiendo una ventaja final de cuarenta segundos sobre los valencianos Roland Holke y Alain Martínez (Seat León Cupra), que fueron segundos, y de cincuenta y ocho con respecto a los terceros, Óscar Liso y Carmelo Moliné (Renault Clio Sport).

Los tres primeros de la clasificación final se mantuvieron en esas mismas posiciones a lo largo de toda la prueba. No ocurrió lo mismo con sus perseguidores. Óscar Valera y José Joaquín Mallén (Citroën Saxo), fueron cuartos hasta las dos últimas pasadas al tramo en la que perdieron dos plazas, una en cada una de las pasadas, acabando sexto por detrás de Fernando Compaire Izuel / Fernando Compaire Sanagustín (Subaru Impreza), cuartos, y de Cristian García y Rebeca Liso (Citroën Saxo), quintos.

Además de Callén, el mejor en la clase 2, los triunfadores por categorías fueron para los valencianos Holke y Martínez, los más rápidos en las 3 por delante de los Compaire, mientras que en la 1 el mejor equipo fue el formado por Cristian García y Rebeca Liso, que además fueron los triunfadores entre los participantes en la Copa de Promoción. En la Copa de Regularidad Javier Arruti y Noelia San José (Lancia delta Integrale) se impusieron a Óscar Peirón y David Franco (Seat 124).

Con estos resultados Valera se aseguró el título en la clase 1 mientras que los ausentes Javier Peña y Guillermo Aso, pudieron mantener la primera plaza en las clases 2 y 3 respectivamente.

De los 16 vehículos que tomaron la salida quedaron fuera cinco de ellos. Distintas averías dejaron fuera de carrera a cuatro de estos equipos, siendo los peor parados Joaquín Fontán y Pablo Delmás (Citroën Saxo), tras un golpe con las protecciones que dejaron seriamente dañado el vehículo aunque sin consecuencias para ellos.

La prueba se disputó en una jornada muy buena en cuanto al clima, lo que permitió que fuesen muchos los espectadores que se acercasen al tramo situado entre las localidades de Nueno y Apiés para disfrutar de una prueba que igualmente contó con la presencia de numerosos fotógrafos, para tomar parte en un concurso de fotografía convocado paralelamente a la prueba.

Comentarios